Compartir

El administrador de la Planta Nutrifor, Walter Maldonado, valoró el uso de la harina de algarroba que es producida por las comunidades originarias del oeste formoseño; y donde ya se ha convertido en un cultivo rentable y un producto de consumo local.

“Hace años se viene comprando la harina de Algarrobo, a los pueblos originarios del oeste de la Provincia”, informó.

Asimismo, subrayó que “esto es parte de una política del Estado provincial y pretende que el algarrobo sea un cultivo de rentas para esa población y otras criollas, que tienen este producto como parte de su consumo principal”.

En ese orden, sostuvo que “es la generación genuina de ingresos para esas comunidades, y nosotros, como parte de la cadena de agregación de valor a la materia prima, compramos la harina para desarrollar productos”.

Mencionando, la leche chocolatada Nutrichoco, otra leche que contiene 50% entera en polvo y 50% de harina de algarrobo; y leche fortificada con menos porcentaje de este producto.

En cuanto a este último, indicó que está siendo industrializada y se destina a las poblaciones del oeste provincial a través del Ministerio de la Comunidad que ejecuta el plan Programa Nacional de Seguridad Alimentaria (PNSA) Modalidad Aborigen.

Respecto a la producción actual en Nutrifor, Maldonado puntualizó que se están realizando 15 productos, que son entregados al Ministerio de la Comunidad, Ministerio de Desarrollo Humano y al Ministerio de Cultura y Educación, destinados a programas sociales.  

Señaló que, en la planta de liofilizado, el 97% de los insumos que se utiliza, tales como frutas y verduras, son de producción local, tanto de pequeños productores paipperos, como de medianos productores de la Provincia.

A su vez, la licenciada Raquel Valdez, directora de la fábrica Liofor, especificó que realizan 12 productos, en dos líneas a producción. Por un lado, los que requieren cocción, mencionado la salsa bolognesa, estofado de carne, guisos de pollo y guisos de carne. Por otro lado, están los que no precisan de cocción, estos tienen como materias primas una variedad de frutas: banana, mango, ananá y frutilla.

Estado presente

Nina y Silvia Moirano, son dos mujeres bonaerenses que están recorriendo la provincia hace más de una semana y también pasaron por Nutrifor, a lo que calificaron como “un proyecto impresionante”, aseverando que “esto demuestra que hay un Estado presente”.

En ese orden, resaltaron que “nos gusta cómo se maneja la provincia en relación al desarrollo social”, mencionando las políticas públicas y de integración a los pueblos originarios; y poniendo en valor que “hasta en el pueblo más recóndito, hay escuelas, hospitales, rutas y conectividad”.

Expresaron que tenían interés por conocer Formosa, porque “nos llegaba información que nosotras no creíamos”.

“Nos han sorprendido gratamente, la gente es hermosa, solidaria y nos encontramos paisajes bellísimos”, afirmaron, entre los que destacaron “El Bañado la Estrella”.