Compartir

Bajo el lema “Ayúdanos a ayudar” el próximo sábado 4 de febrero el mundo de la moda y la alta costura se darán cita en  el salón municipal (Rivadavia y Pringles), el mismo será la sede del primer desfile de alta costura del año, los representantes más icónicos de la moda formoseña se unirán  por una causa solidaria.

El organizador del evento, el reconocido diseñador Lionel Irrazabal, quien a raíz de la difícil situación económica que atraviesa el país ha decidido emprender este mega evento solidario, expreso su felicidad ante la gran adhesión que ha tenido la convocatoria: “Estamos muy contentos con la aceptación que tiene el evento, son innumerables los comercios que se han unido para brindar su ayuda, la idea principal del evento es ayudar a los más necesitados”.

En este caso la institución a ayudar es la Capilla “Divino Niño”  ubicada en el barrio San Isidro Labrador, la entrada al desfile es un alimento no perecedero, el inicio del evento está estipulado para las 19.