Despidos en Télam son para «destruir la agencia de bandera del Estado Nacional»

Compartir

«Es algo muy triste no sólo por el hecho de sufrir un despido y un ajuste del Estado, sino también entender que son 354 familias las que están en juego, no es sólo un número», afirmó el fotógrafo José «Tito» Gandolfi, quien fue despedido, al igual que sus dos compañeros Juan “Coco” Altamirano y Elio Alvarenga, de la Corresponsalía Formosa de la Agencia Nacional Informativa Télam.

Advirtió que «entendemos que es una medida para destruir a la agencia de bandera del Estado Nacional. Y con la decisión de echar a los tres empleados en Formosa, podemos decir que no tenemos Télam en la provincia».

«Dejaron acéfala la Agencia en Formosa y corren la misma suerte las corresponsalías de Catamarca, Bariloche, Posadas, entre otras. Y en provincias grandes, donde por ejemplo había trabajando nueve personas, como en la ciudad de La Plata, ahora funciona con tres. Es una locura», denunció.

«La excusa que utilizaron el presidente de Télam, Rodolfo Pousá, y el ministro Hernán Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios Públicos, fue la de crear una Agencia más competitiva y que tenga más prestigio a nivel internacional y eso es mentira, porque no sólo echaron a compañeros que militaban o que tenían una ideología no pintada con los colores de Cambiemos, sino que hubo despidos de personal con 30 o 40 años de servicios», expuso.

Relató Gandolfi que «el lunes pasado empezaron a llegarles los telegramas de despido a algunos compañeros. Entonces, nos pusimos en alerta y cuando el ministro Lombardi confirmó que habían 354 despidos, se tomó la medida de realizar un paro general y tomarse las dos centrales».

«En Formosa, el único que recibió el telegrama fue nuestro compañero Elio Alvarenga. Tanto Coco Altamirano como yo nos enteramos porque vimos a la mañana en nuestra cuenta bancaria un suma de dinero grande, que entendemos que es una indemnización. Esto sucedió en otras corresponsalías», finalizó.