Compartir

Al conmemorarse este jueves 27 de octubre seis años del fallecimiento del ex presidente Néstor Kirchner, a quien en la esfera del gobierno provincial en general y en el PJ en particular, lo consideran un “amigo de Formosa”, hubo sentidas reflexiones en su memoria.

En el seno de la dirigencia peronista provincial se rescató su “visión federal, su mirada privilegiada hacia los más necesitados de la equidad social, su lucha contra los poderosos que condicionaban el destino soberano de la Argentina desde la dependencia económica y sobre todo su la dignificación de los trabajadores y la reparación histórica que permitió concretar los viejos sueños de los formoseños”.

La diputada nacional del PJ formoseño, “Bety” Lotto de Vecchietti, evoco cuando Néstor Kirchner a poco de asumir la presidencia “dejo en claro que no iba a dejar sus convicciones e ideales en las puertas de la Casa Rosada”, subrayando que “lo cumplió acabadamente porque tomo la esencia misma del peronismo para dar vida a este proyecto nacional y popular que hoy se mantiene firme como columna vertebral del gobierno peronista formoseño”.

Dijo que “Néstor fue mucho más que un simple presidente, fue el nexo de varias generaciones, el artífice de este peronismo del siglo XXI”.

El presidente del bloque de diputados provinciales del PJ, Agustín Samaniego, sostuvo que “fue un gran hombre, un gran político, y por sobre todo, un gran amigo de los formoseños”, enfatizo.

Marco que “no dejo sus convicciones en las puertas de la Casa Rosada, y fue el gran revitalizador de la política, no subordinada a la economía, sino como un instrumento generador del bien común y de una sociedad más justa libre y soberana”, afirmando que “defendió a capa y espada la Argentina para todos”.

Advirtió que “como todos los liderazgos populares recibió injurias, lo mismo que los pueblos que lo acompañan, como es el caso de Formosa y nuestro conductor, un claro estadista como el doctor Gildo Insfran”, enfatizando que “a estos ataque responderemos con más organización y militancia”.

El diputado nacional Juan Carlos Díaz Roig  expuso que “Siempre defendí fervientemente la gestión de Kirchner porque hizo un nuevo país federal, por lo que hizo por mi provincia, por mi región del Norte Grande, por los jubilados, por los niños, por América Latina y por el mundo en esta concepción universalista, por su lucha contra la deuda externa y el imperialismo internacional del dinero.

Los hechos estaban a la vista: la política de derechos humanos, 5 millones de puestos de trabajo, 2.600.000 adultos mayores, 3.700.000 chicos con asignaciones familiares, 52.000 millones de dólares de reservas, ocho años de superávit, y podríamos seguir con las obras. Pero hoy quiero hablar de otra cosa. Hay dos aspectos: uno es el vinculado con el amor y otro el relativo a la reconciliación de la ética con la política.

Néstor nos enseñó sobre el amor, todos los días nos decía: “Demos la otra mejilla, vamos todos juntos por la diversidad, respeto al que no piensa como nosotros.”

También nos dijo varias veces que un político precisa fuerza porque nunca el enemigo de un argentino puede ser otro argentino, aunque no piensen igual. Nosotros combatimos contra estos enemigos: el hambre, la falta de trabajo, la inequidad, la injusticia.

Pienso que esta es la mayor prueba de amor que ha dado nuestro movimiento. Alguien que sabía más que nosotros dijo que nadie tiene más amor que aquel que da la vida por sus amigos. Y creo que hay un espacio para una reconciliación entre la ética y la política.

¡Nosotros estamos seguros de que Perón vive, Evita vive y Néstor Kirchner vive!”

El vicepresidente del HCD capitalino, Hugo García dijo “que debemos recordar a un hombre que nos dio la recuperación con aquella reparación histórica de la ubicación, de tratar de igualarnos con las otras provincias de la Nación. Tantas veces se nos ha negado el derecho a ser argentinos, los formoseños sabemos lo que nos costó” expresó.

Agregó que “Formosa ha cambiado en estos últimos años en forma tremenda, porque fue parte de la inclusión, que nos negaran tantas veces, y que nos habían prometido. No hubo gobierno que no se comprometió en construir la pavimentación de la ruta nacional 81, que nos atraviesa desde el Bermejo hasta Salta, y sin embargo Kirchner la ejecutó y terminó”.

Desde la dirigencia juvenil, se destaco la figura de Kirchner y lo que significo para las nuevas generaciones de argentinos que se sintieron atraídos por la política a partir de las exhortaciones de quien fuera presidente de los argentinos desde 2003. “Hizo que nos enamoráramos de la política”, se sostuvo, para subrayarse que el mejor homenaje que se le podía hacer es “militar en todos los ámbitos de la vida comunitaria en defensa de su legado, que por sobre todo es la causa del pueblo”.