Compartir

En el marco de la conmemoración del “Día del Aborigen Americano”, fecha reivindicatoria de los derechos de los pueblos originarios, desde el Instituto de Comunidades Aborígenes (ICA) se valoraron los significativos y amplios logros que las comunidades aborígenes han tenido en la provincia.

Sobre el particular, el presidente del ICA, Esteban Ramírez, explicó que “el Día del Aborigen Americano fue instituido en México, el 19 de abril de 1940, cuando se llevó a cabo un congreso convocado por el entonces presidente de ese país, Lázaro Cárdenas, que era descendiente de aborígenes, para salvaguardar y perpetuar la cultura indígena en todo el continente”.

“Formosa, a partir del año 1984 con la sanción de la Ley Integral del Aborigen N° 426, plasmó el reconocimiento de los derechos de los pueblos originarios y de la titularización de las tierras, a la salud y a la educación, a la vivienda, a la energía y al agua potable”, destacó, haciendo notar que “hasta ese momento no había en Argentina ninguna ley nacional que contemplara la temática aborigen”.

Consideró que la Ley 426 constituyó “un gran avance de la provincia de Formosa, pionera en el país y en gran parte del mundo”.

“A partir de allí se creó el Instituto de Comunidades Aborígenes, que está conformado por un presidente que nombra el Poder Ejecutivo Provincial y tres directores originarios que son elegidos en elecciones libres y convocadas cada dos años, los cuales pueden ser reelectos”, hizo notar.

Sobre los avances logrados a través del trabajo conjunto del Gobierno provincial con las comunidades aborígenes, resaltó que en lo que respecta a la salud “en las distintas comunidades hay hospitales y centros de salud, médicos y enfermeros universitarios originarios, agentes sanitarios, las parteras tradicionales y el servicio de ambulancias, entre otros”.

En lo referente a la educación, remarcó Ramírez que “están las escuelas primarias, secundarias y agrotécnicas, los jardines de infantes y los maestros MEMA junto a los otros docentes criollos que les enseñan a los alumnos en su propia lengua nativa y también en castellano”.

Finalmente valoró que “se dieron avances importantes en todos los sectores, porque así como hablamos de salud y educación, podemos mencionar también a la producción, porque una vez titularizadas las tierras los originarios comienzan sus proyectos productivos, en lo apícola, ganadero, agrícola, forestal y artesanal, los cuales fueron aumentando con el tiempo”.