Compartir

El administrador de los Centros de Validación de Tecnologías Agropecuarias (CEDEVA), el ingeniero Jorge Balonga, apreció el rol fundamental que los mismos cumplen dentro del esquema productivo de la provincia debido a su efecto multiplicador en la evolución de todos los estratos de los productores.  

Así lo destacó el funcionario al cumplirse el 22° aniversario de la inauguración de la experimental de Laguna Yema, que se puso en marcha el 27 de julio de 1997.

Sobre los inicios, explicó que el Centro “fue un instrumento que diseñó el gobernador Gildo Insfrán después del viaje a Israel que hicimos a inicios del ’96. Allí vio las tecnologías y tomó contacto con el Gobierno israelí para una apoyatura inicial en el diseño de una experimental diferente a las que existían en el país, ya que esto era un Centro de Validación de Tecnologías Agropecuarias, es decir, no se hace investigación básica sino que se validan ensayos para transmitir rápidamente esa información al productor”.