Compartir

Quienes se enteraron de lo ocurrido coincidieron en destacar que en esta ciudad hay que ponderar los gestos d ehonradez porque se convierten en ejemplo para las nuevas generaciones de formoseños.

Y sobre todo cuando los protagonistas son trabajadores de condición humilde, que no acostumbran a apropiarse de lo que no les pertenece y que jamás se quedan con lo ajeno porque así se lo enseñaron sus mayores.

Este es el caso de Cipriano Soto, más conocido como “Cepi”, quien pertenece al grupo de trabajo de la librería Capitulo ubicada en 25 de Mayo y Fontana y al que se lo ve permanentemente montado en su motocicleta distribuyendo diarios y revistas.

Casualmente en esa esquina, en un sitio muy cercano a su lugar de trabajo encontró una billetera con mucho dinero y abundante documentación privada de identidad y tarjetas de crédito.

El hallazgo ocurrió a las 11 horas y desde ese mismo momento apeló a las redes sociales para que Javier Brizuela lo ubicara para reintegrarle lo que había encontrado.

Esta historia, como debería ser siempre, tuvo un final feliz y a las 21.10 horas de ese mismo día.

“Cepi” no termina de recibir muestras de simpatía y de reconocimiento por su gesto de honradez.