Compartir

A través de completos servicios que no se detuvieron en tiempos de pandemia, el Hospital de El Potrillo brinda una amplia cobertura en salud a una vasta zona del oeste formoseño.

En declaraciones recogidas por AGENFOR, la doctora Rosario Burón, directora del nosocomio, indicó que “tenemos todos los servicios, médicos, enfermeros y técnicos; se hace internación, laboratorio de análisis clínicos y biomoleculares”, subrayando que “se trabajó mucho en la pandemia haciendo los estudios de resultados de hisopados”.

A su vez, mencionó que “también contamos con ambulancias y móvil de Atención Primaria de la Salud (APS), con el cual se efectúan las visitas en terreno”.

“Se recorren las comunidades de manera programada por la licenciada Noemí Pérez, que hace el cronograma de visitas -puntualizó-. Cuando se capta a personas que necesitan turnos, se solicitan y se programan. Se realizan entonces los traslados con nuestra ambulancia hasta Juárez y con un móvil que se dispone desde allá se los lleva a la ciudad de Formosa”.

Respecto de las poblaciones, refirió que “tenemos barrios chiquitos que pueden estar contando a lo mejor con 10 familias y otros más populosos, que son los que rodean el hospital, por ejemplo, Barrio Nuevo, Tronquitos y La Paz, donde se cuenta con mucha más cantidad de gente”.

En esos casos, “estaríamos hablando de 250-300 personas, es decir, unas 60 familias por barrio”.

Por su parte, la enfermera auxiliar Elsa Moreno, en declaraciones a esta Agencia, comentó: “Trabajo en Enfermería y también me ocupo también de ayudar a las mujeres”.

“Vamos a las comunidades y tratamos de buscar a esas mujeres para hacerles los PAP y los controles”, precisó, apuntando que no se trata de una tarea fácil, pero que “conversamos con ellas, les brindamos información y las convencemos de la importancia de que se hagan los estudios”.

Teniendo en cuenta que “los pobladores están arraigados a su tierra y muchas veces no quieren ir a un lugar que no conocen”, hizo notar cómo acciona con un paciente que presenta una patología y no quiere ser derivado: “Si no quiere ir, le hablo y le explico que es lo mejor para su salud. Me hago cargo y si tengo que acompañarlo a Formosa Capital lo hago”.

“Es el acompañamiento permanente; antes, durante y después”, significó finalmente.