Destacan la importancia de la creación del programa “Hortalizas todo el año”

Compartir

El director de comercialización de las ferias paipperas hizo notar que la implementación de esta acción permitió a los productores paipperos el abastecimiento de las ferias

El Instituto Provincial de Acción Integral para el Pequeño Productor Agropecuario (PAIPPA) creó el programa “Hortalizas todo el año”, que consiste en dotar de materia prima y tecnología apropiada a las familias paipperas para que puedan producir hortalizas todo el año. De esa manera, las ferias francas paipperas son abastecidas con producción local todo el año.

Al respecto, el director de comercialización de las ferias del PAIPPA, el ingeniero Daniel Coenes, brindó detalles de cómo es el trabajo con los productores locales y, además, refirió sobre huertas familiares, otra de las actividades en las que el Instituto brinda apoyo a productores y vecinos de la ciudad de Formosa.

En primer lugar, destacó que “el Programa “Hortalizas todo el año” es un trabajo que lo hacemos hace varios años, lo cual nos permite que las ferias francas puedan funcionar de manera ininterrumpida gracias a la producción de los paipperos”.

En este sentido, explicó que el programa consistió en equipar a las familias de productores paipperos con tecnología apropiada para la producción de hortalizas todo el año. “Entonces, si bien estamos en una zona cálida donde el verano ante las altas temperaturas suele ser desfavorable para la producción hortícola, a través del programa se brinda asistencia con equipos de media sombra, semillas de calidad, entre otras acciones que le permiten a las familias paipperas producir y, a su vez, abastecer a las ferias paipperas”, resaltó el director de comercialización marcando que “años anteriores esto no ocurría porque se cortaba la producción por cuestiones estacionales”.

Ingeniero Daniel Coenes

Huertas familiares

Asimismo, el ingeniero Coenes, aludió a la actividad de huertas familiares que desde el PAIPPA asiste a las familias de pequeños productores y, también, a vecinos de la ciudad de Formosa con un kit de semillas. “Los kit constan de 14 especies, entre las más conocidas lechuga, cebollita, perejil, acelga, tomate, pimienta, que se reparte a lo largo y ancho de toda la provincia”, indicó.

“Lo que se pretende, fundamentalmente, es volver al trabajo en la tierra ya que a través de la huerta familiar se da la integración del núcleo familiar”, expuso sobre los objetivos.

Destacó, además, que la realización de la huerta “ayuda a la economía familiar e incluso a poder ubicar la producción en alguna feria de cercanía o vender a los vecinos de la zona”.

Cambio de hábitos

Por otro lado, el director de comercialización de las ferias paipperas evaluó a la vuelta de las ferias paipperas en este contexto de aislamiento por la emergencia sanitaria por el COVID-19 como satisfactoria, en lo que tiene que ver con el cumplimiento del protocolo de atención en los espacios de comercialización.

“En principio, debemos recordar que en esta situación de emergencia sanitaria el pasado 19 de marzo se habían cortado las ferias. Con lo cual, en el transcurso del parate trabajamos para ajustar el protocolo de bioseguridad, que una vez aprobado por el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 nos permitió volver a realizar las actividades de comercialización”, reseñó.

En este contexto, evaluó que “el resultado del cumplimiento del protocolo en las ferias es satisfactorio, los productores y los consumidores cumplen estrictamente cada una de las medidas para la atención responsable”. Asimismo, aseguró que desde el Instituto se coordinan y supervisan las acciones en los dos puntos de venta, añadiendo que “hay respeto y cuidado de las normas por parte de la gente”.

No obstante,  manifestó que  “las ferias que tradicionalmente eran un lugar de encuentro y socialización tanto de los productores con los consumidores y vecinos de Formosa, ahora ante esta coyuntura se transformaron en lugar de compra de cercanía por esta situación sanitaria”.

Así, bajo esta modalidad los días viernes en los puntos de ventas ubicados en Padre Grotti al 1040 -en el playón del Instituto PAIPPA- y en el predio ferial del barrio La Paz, se realizan las ferias de los productores, que comienzan a las 7 y finalizan a las 14.