Compartir

En el marco del “Día del Indígena Americano” que se evoca todos los 19 de abril, desde el Instituto de Comunidades Aborígenes –ICA-, su presidente Esteban Ramírez, hizo una serie de reflexiones sobre la fecha y los avances que han experimentado las poblaciones autóctonas en territorio provincial.

Aludió inicialmente a recordar que “sin dudas Formosa es pionera en el país y en muchas otras naciones con poblaciones indígenas en reivindicaciones históricas. Por ejemplo, en materia legislativa en el año 1984 se sancionó y promulgó la Ley 426 –Ley Integral del Aborigen- de reconocimiento de los derechos indígenas”.

Destaco aquí “el reconocimiento legal a las comunidades, como también a la propiedad comunitaria e individuales de las tierras. En la misma línea se estableció en cuanto a la salud y a la educación. Luego estos derechos alcanzaron rango constitucional en las reformas de la Constitución Provincial n 1991 y 2003 y en la reforma de la Constitución Nacional de 1994, en la que tuvieron activa participación nuestros convencionales constituyentes formoseños”. Para arcar que “antes de la vigencia de la Ley 426, no existía una ley nacional que abordara la problemática aborigen”.

En materia de tierras, Ramírez significo que “se llevaron a cabo relevamientos de las tierras que ocuparon las comunidades, se hicieron las mensuras y posteriormente se entregaron los títulos de propiedad comunitarios e individuales, con garantía que asegure su protección, que no pueden ser transferidas, embargadas ni enajenadas”.

Sobre la educación, señalo que “existen grandes obras en las zonas de mayor población indígenas, caso los tres hospitales que están ubicados en El Potrillo, General Mosconi e Ingeniero Juárez, además cerca de sesenta centros de salud distribuidos en las distintas comunidades del territorio provincial. Es importante la presencia de los médicos y enfermeros, tenemos enfermeros universitarios aborígenes; 156 agentes sanitarios indígenas y las parteras tradicionales que atienden la salud primaria en sus comunidades”.

Acerca de la educación, expuso que “se busca fortalecer una educación intercultural bilingüe, buscando la formación integral de las personas, manteniendo sus identidades culturales; actualmente existen 447 establecimientos educacionales en todos los niveles; unosw 20 mil alumnos; 1911 docentes de los cuales al menos medio millar son maestros especiales MEMAS; tenemos profesionales universitarios, que están ejerciendo en distintos organismos de gobierno; otros próximo a recibirse cursando en las distintas facultades de la Universidad Nacional de Formosa y en institutos superiores”.

Menciono asimismo los progresos en materia habitacional, indicando que “se viene desarrollando un programa de construcción de viviendas en todas las comunidades de la provincia, atendiendo a sus pautas culturales. La mayoría de las comunidades tienen agua potable y energía eléctrica”.

En cuanto a la producción, el titular del ICA expuso que “la gestión del gobernador (Gildo) Insfran acompaña y asiste a las comunidades en un proceso de desarrollo integral y en ese sentido es que anualmente se trabaja en un programa de siembra de autoconsumo y algodón, con preparación de suelo, entrega de insumos, asesoramiento técnico y control. También se apoyan actividades productivas como las bovinas, caprinas, apicultura y en las artesanías en cuanto a mejorar la calidad y propiciar nuevos nichos de comercialización.

Efectiva inclusión

Otro aspecto subrayado tuvo que ver con el “protagonismo que ha cobrado el pueblo aborigen a partir de su efectiva inclusión social en todos los ámbitos comunitarios, institucionales y de decisión política. Expuso justamente que a través del voto directo se elijan los directores por cada etnia indígena (Wichí, Toba y Pilagá), a fin de que los mismos formen parte de la conducción del ICA”.

Sostuvo que esta representación en el cuerpo colegiado que es la cabeza del organismo estatal encargado de diseñar y ejecutar políticas para los pueblos aborígenes, sumado a contextos como el que haya un legislador aborigen en funciones, o intendentes y concejales que en cada proceso electoral se renuevan en intendencias del interior, son reveladores de su inserción definitiva en la vida institucional.

Dijo que “es justo reconocer que Formosa es la provincia que más avances tuvo en cuanto a logros y reivindicaciones a los pueblos indígenas, para quienes se han destinado políticas públicas  integrales que permitieron hacer realidad anhelos ancestrales de las etnias que habitan el territorio formoseño.

Sobre el final admitió que quedan necesidades y problemas por resolver, y en ese sentido es que a través de un dialogo maduro y de respeto, con esfuerzos compartidos, se trabaja mancomundamente, ya que el bienestar colectivo estimula al esfuerzo conjunto por sobre el individual.