Compartir

El subsecretario de Desarrollo Económico, Horacio Cosenza, confirmó que “se está terminando de pagar” el Subsidio Complementario de Emergencia al Salario o ATP formoseño, el tercero que de manera consecutiva se abona en la provincia por decisión política del gobernador Gildo Insfrán.

El primero fue en el mes de mayo, bajo Decreto 63/2021, en el cual se instrumentó un paquete de medidas económicas y sociales de apoyo a las mipymes y pymes formoseñas.

Entre ellas se encuentran las medidas fiscales que implementó la Dirección General de Rentas (DGR), la línea de crédito a tasa subsidiada en el Banco Formosa y los subsidios a los servicios públicos (agua y energía eléctrica) y a los asociados de cooperativas.

También la ampliación presupuestaria del plan Nutrir en un 50%, incrementando la cobertura del Programa Alimentario Provincial, el servicio nutricional escolar en un 40% más y el aumento del 35% del presupuesto para la compra directa de alimentos producidos por los pequeños productores paipperos.

Luego, a través del Decreto 89/2021, se extendió el alcance de los subsidios al salario y a cooperativistas de todo el territorio provincial, además de la prórroga del plazo de vigencia de la moratoria y la condonación de deudas impositivas.

Estas medidas se tomaron oportunamente ante el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) dispuesto durante el mes de mayo pasado para acompañar y apuntalar a las mipymes, pymes y otros sectores de la economía que se vieron afectados por la situación de pandemia.

Acompañamiento

En diálogo con AGENFOR, el subsecretario Cosenza recordó que “el lanzamiento del ATP provincial se hizo junto con unas medidas económicas y sociales que dispuso el gobernador Insfrán”.

Precisó que en mayo, se pagó el ATP formoseño a 909 empleados por 100 empresas, extendiéndose luego en junio, donde se abonó a 1128 trabajadores con 113 firmas. “Ahora se está pagando el mes de julio, a esa misma cantidad de empresas y empleados”, añadió.

Resaltó que en el caso de los aportes a empresas y cooperativas, la decisión del Gobernador Insfran fue que el aporte provincial sea depositado en la cuenta de cada empleado o cooperativista. 

“En el caso del ATP estamos hablando de $63 millones, un número interesante”, puso de resalto el funcionario, agregando que “también se acompaño a las cooperativas, con subsidios de $12 mil” por cada socio de cooperativas, por un monto total de $45 millones de pesos, alcanzando en los últimos dos meses a 1400 cooperativas por cada mes.

Remarcó que “el monto total de estas medidas económicas y sociales es de $250 millones”, puesto que a ello “hay que sumarle los subsidios a los servicios públicos y la ampliación de presupuestos de varios programas sociales.

Empresarios 

En ese sentido, subrayó que en las constantes conversaciones que mantiene con los empresarios locales “en primer término, todos agradecen porque estamos hablando de $63 millones”.

Como ejemplo, mencionó que en el caso de “un gastronómico que tiene 10 empleados en blanco, el Estado provincial lo acompañó en el momento más duro, cuando no podía facturar y tenía las puertas cerradas, y le dio esta oportunidad de contar con esos $20 mil” por cada empleado.

Justamente, en este sector, se presentaron 24 empresas gastronómicas y 144 empleados en el ATP.

“Después del ASPO de mayo, hubo una apertura paulatina que se fue dando, pero hoy, si se habla con cualquier comerciante o si tan sólo se sale a la calle, se puede apreciar que están trabajando bien”, marcó.

Señaló aquí que si bien “Formosa está atravesando una baja muy fuerte en los contagios, acompañado por el plan de vacunación, hay que seguir cuidándose; es lo que está haciendo el Gobierno provincial, de manera que cuando estén dadas las condiciones sanitarias se podrían extender los  horarios y podrían haber nuevas flexibilizaciones, siempre con los protocolos sanitarios correspondientes.

Industria

En otro orden, teniendo en cuenta que el 2 de septiembre pasado se conmemoró el Día de la Industria Argentina, Cosenza hizo hincapié en la reactivación del sector luego de los embates de la pandemia.

“El sector la pasó muy mal –indicó-. En el mes de abril del 2020 parecía que habíamos tocado fondo en ese momento, porque estábamos en un fuerte ASPO, donde había restricciones durísimas. Y a partir de ahí todos los sectores industriales empezaron a transitar, trabajar y producir”.

En esa línea, puso en valor que “desde un primer momento, el Estado Nacional aportó asistencia financiera, capacitaciones, Aportes No Reembolsables (ANR), ATP y están los REPRO vigentes”.

“Hubo un montón de ayuda tanto financiera con tasas muy bajas, hasta los ANR para aquellas empresas que obviamente que en ese momento fuerte de la pandemia se dedicaban a producir elementos sanitarios para combatir al COVID-19”, concluyó.