Día de lucha contra el Cáncer Bucal

Compartir

En conmemoración al Día de la lucha contra el Cáncer Bucal, fecha que se recuerda cada año el 5 de diciembre, el hospital distrital de Clorinda “Cruz Felipe Arnedo” brindó una charla a los pacientes y vecinos con el fin de informar sobre esta enfermedad y concientizar sobre la importancia que tienen los controles para detectarla tempranamente y recibir un tratamiento oportuno que posibilite la cura.

La jornada fue organizada por el servicio de odontología en articulación con otros del efector, desde los cuales recordaron que el cáncer bucal es una enfermedad causada por el crecimiento anormal de células y representa entre el 3% y el 5% de los diferentes tipos de cáncer que afectan al organismo.

Respecto a sus síntomas revelaron que al igual que otras enfermedades, muchas veces no avisa y cuando aparece no duele, sólo produce molestias mínimas por ejemplo en labios, lengua, paladar, encías, mejillas y hueso; y puede presentarse en forma de llagas, bultos, manchas o infecciones.

Indicaron que la estrategia más efectiva para prevenirlo es en primer término “llevar adelante hábitos saludables básicos que favorecen a la buena salud en general y previenen el desarrollo de esta y muchas otras enfermedades”.

En tanto, que también es necesario “evitar factores de riesgo” entre los que se cuentan “el consumo de alcohol y de tabaco; consumir alimentos y bebidas muy calientes”. Y mencionaron además que se debe “mantener la higiene a través del cepillado correcto y evitar tener dientes o prótesis rotas que dañen la mucosa y causen infecciones en la boca” por ejemplo.

Controles

Explicaron que la cavidad bucal es un órgano que interviene en muchísimas funciones, entre ellas la alimentación, fonación, respiración; por eso las personas que padecen esta enfermedad o las secuelas que deja, se ven muy afectadas a nivel psíquico, emocional y físico, no solo por las consecuencias estéticas que deja sino también por la incapacidad de llevar a cabo funciones tan cotidianas como comer, hablar y besar.

En relación a lo anterior, subrayaron sobre la exploración física para detectar el cáncer de boca. Insistieron en que tiene un papel primordial y debe formar parte de los controles periódicos, que en este caso se trata del chequeo odontológico que se sugiere al menos cada 6 meses como mínimo.

“Su detección prematura es fundamental”, recalcaron; añadiendo que cuando los tumores son pequeños, milimétricos “pueden extirparse fácilmente y el paciente puede recibir un tratamiento adecuado, altamente exitoso y que potencie las posibilidades de cura de modo considerable”.

Finalmente, invitaron a los presentes a acercarse al hospital para hacer la consulta, solicitar el turno y acceder a los controles “aprovechando que son gratuitos, sin costos y están dirigidos a toda la familia, tanto para los niños como para los adultos de todas las edades”.