Compartir

Este lunes 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación, proclamado en 1979 por la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En Formosa la esfera de Salud provincial viene llevando adelante distintas actividades por medio de un contacto directo con la comunidad propiciando a difundir buenos hábitos alimenticios y el lavado de manos como práctica cotidiana para evitar enfermedades.

Se concretan charlas en escuelas y jardines de infantes, así como  en centros de salud de diferentes barrios a cargo de equipos interdisciplinarios de profesionales, con el objetivo de “seguir concientizando a las familias sobre la importancia de llevar una alimentación saludable”.

Asimismo, se recuerda la necesidad de “mantener en la familia un hábito muy sencillo, pero que si los hacemos de forma frecuente nos ayuda a prevenir muchas enfermedades: el lavado de manos”, cuyo Día mundial se celebró este domingo 15.

Comer sano

En los encuentros se brindan recomendaciones para llevar a diario una buena la alimentación, haciendo hincapié en: el consumo abundante de agua; y en la división de las comidas.

Controlar ciertos alimentos, como los fritos, los rebozados, la repostería industrial, los embutidos o cualquier otro alimento cargado de grasa saturada, ya que es la principal causa de tener altos niveles de colesterol.

Y mantener una alimentación equilibrada. Esto quiere decir que los alimentos que tomes deben aportarte buenos nutrientes, ser variados y sobre todo intentar evitar los alimentos refinados y procesados. No todo es renunciar, siempre hay momentos para “permitidos” pero que sean esporádicamente.

Así como se  insiste en la importancia de consumir frutas y verduras a lo largo de un día, incorporando distintas porciones en el almuerzo y la cena. A su vez se pueden incluir frutas como postre o entre comidas: frescas, en ensaladas o asadas con cáscara.

En ésta primavera las frutas y verduras de estación son: repollo, choclo, acelga, espinaca, alcaucil, frutilla, radicheta y coliflor. Los tubérculos como la papa o batata muy consumidos en nuestro país,  no se cuentan entre las frutas y verduras.