Día Mundial de la Diabetes: Se llevó a cabo el tercer encuentro de prevención y capacitación

Compartir

El próximo jueves por la mañana estarán presentes en el barrio Nueva Formosa; y, por la tarde, en la plaza San Martín.

Este miércoles, desde las 9 horas, en el Hospital Distrital N°8, se llevó a cabo el tercer encuentro de prevención y capacitación para pacientes, familiares y comunidad en general, en el marco del Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora el próximo 14 de noviembre.

El primero de estos espacios se desarrolló el pasado lunes, en el Hospital Central; luego, el martes, se realizó en el Hospital de Día 2 de abril; y el próximo jueves, por la mañana, continuará en la Nueva Formosa, y a la tarde, concluirá en la plaza San Martín, frente el busto homónimo.

Al respecto, AGENFOR conversó con Cinthia Amott, responsable del Programa Provincial de Diabetes, quien detalló que de la actividad también participaron equipos del Hospital de Alta Complejidad, el servicio de nutrición del Distrital N°8 y dos asociaciones de pacientes con diabetes que “nos ayudan siempre a explicar y ayudar a otros que empiezan con este diagnóstico para mejorar y entender de qué se trata”.

“La diabetes tiene una altísima prevalencia, la llamamos una de las pandemias silenciosas junto con la obesidad; y la pandemia del COVID vino a hacer un relevamiento de datos y nos dimos cuenta que el número de pacientes se multiplicó”, indicó.

Cinthia Amott, responsable del Programa Provincial de Diabetes.

Y explicó que, por la política sanitaria llevada adelante durante el contexto de aislamiento obligatorio en Centros de Asistencia Sanitaria (CAS) para casos de coronavirus o contactos estrechos, hubo la posibilidad de contar con enfermería y personal médico las 24 horas, “entonces nos encontrábamos con pacientes que no tenían, o no sabían que tenían, y al ingresar a este corredor sanitario, se hacían los controles y nos dábamos cuenta que el paciente en forma silenciosa estaba manifestando diabetes”.

“Los valores se duplicaron a lo que fue pre pandemia, no tenemos un relevamiento preciso, pero sí aumentaron desorbitadamente”, anticipó.

Además, Amott señaló que el Programa Provincial de Diabetes, cuenta con servicio nutricional y la gestión administrativa; y funciona, actualmente, en el Hospital de Día 2 de abril.

“El programa en si se encarga de dar insumos a pacientes con diagnósticos de diabetes, de cualquiera de sus clasificaciones, ya sea tipo 1, 2, embarazada que es gestacional, se entrega desde insulina, kit de automonitoreo, las tiras, las glucemias y el mismo se distribuye a todo el territorio provincial”, aseguró.

Por su parte, Daniela Disquel, responsable del área de nutrición del Distrital N°8, dialogó con esta Agencia y precisó que, durante la jornada de prevención y capacitación, se llevaron a cabo diversas tareas alusivas a la patología como controles de glucemia, de peso, de presión arterial y, “por supuesto lo que tiene que ver con alimentación, porque van de la mano con la diabetes”.

“Estamos hablando de lo que es comer y tener diabetes porque hay muchos mitos respecto a esto, la gente cree que por tener diabetes no va a comer un montón de cosas y no es así, las personas con diabetes pueden comer de todo, sólo que hay que aprender el cuánto y el cómo de lo que consumen”, argumentó.

Y agregó: “Anteriormente se decía que las personas con diabetes no podían comer pan, papas, pastas; hoy en día ya se sabe que no es así, sino que hay que buscarle la vuelta a lo que comemos, por ejemplo, un plan blanco es preferible reemplazar por pan de salvado, las harinas blancas se pueden reemplazar por integrales, y pueden hacer todo con ella: masa de tarta, de empanadas, bizcochuelos, galletitas”.

Por último, la profesional instó a iniciar, desde la infancia, con una alimentación saludable y resaltó que las harinas integrales pueden ser consumidas por todo tipo de población: niños, adultos, embarazadas, adultos mayores.

“Y más si ya en la casa existen familiares con diabetes, está bueno para prevenir la enfermedad en los niños, el hecho de consumir alimentos ricos en fibras: harina integral, frutas, verduras, semillas, frutos secos, nos van a aportar nutrientes que a la larga nos previene o retrasa la aparición de la edad”, concluyó.