Compartir

La fecha busca sensibilizar e incentivar a que las personas manifiesten su deseo de ser donantes.

Por disposición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 14 de octubre se celebra el Día Mundial de la Donación de Órganos, Tejidos y Trasplantes, con el propósito de promover este acto altruista en las personas que quieran ser donantes y alentarlos a que expresen la voluntad de serlo.

Ser donante de órganos, es un gesto sublime y generoso que significa la salvación de otra vida.A su vez, el trasplante de órganos se ha consolidado como tratamiento médico para dar respuesta a varias patologías, requiere de la participación y el compromiso de la sociedad, ya que no sería posible sin la donación de órganos.

Formosa

En nuestra provincia, el primer trasplante fue realizado en agosto del año 2007. Se trató de un trasplante renal, realizado de un donante vivo, de una mujer que le donó un riñón a su hermana. Desde entonces, continuaron de manera incesante y, a la fecha, la provincia lleva contabilizado un total de 272 trasplantes de órganos.

Todos los procedimientos fueron efectuados en el hospital de Alta Complejidad “Juan Domingo Perón”. “En su mayoría se trató de trasplantes renales, le siguen los hepáticos, los renopancreáticos y los cardiacos. También se realizaron los hepáticos y renales combinados. Todos en personas adultas”, informó el responsable del Centro Único Coordinador de Ablación e Implante de Formosa (CUCAIFOR), doctor Cristian Antúnez.

Ley Justina

En julio de 2018 el Congreso Nacional aprobó por unanimidad en ambas cámaras la ley que establece que todas las personas son donantes, salvo que en vida hayan expresado lo contrario. Por tanto, habilita la ablación de órganos y/o tejidos a toda persona capaz, mayor de 18 años, que no haya dejado constancia expresa de su negativa.

La ley 24.447 de donación y trasplante en la República Argentina, fue un cambio de paradigma que modificó el régimen de donación de órganos en el país. En ese sentido, Antúnez aseguró que lo más importante “es que las personas les comenten a sus familias sobre su deseo de ser donante de órganos. Que lo tengan hablado como una decisión personal para que, si en algún momento, lastimosamente, un ser querido fallece, la familia tenga la seguridad de la decisión en dicha situación”.

Indicó, asimismo, que “en el momento del fallecimiento, el organismo responsable verifica la última voluntad de la persona muerta hacia la donación de órganos. Y de no existir manifestación expresa de no donar, la ley presume que la persona es donante”.

Recordó que los canales habilitados para la expresión, tanto afirmativa como negativa hacia la donación, sigue siendo “el momento en el que renovamos el documento nacional de identidad. También lo podemos hacer en el CUCAIFOR que tiene su sede en el Hospital de Alta Complejidad, de lunes a viernes de 8 a 14 horas. O ingresando al portal https://mi.argentina.gob.ar. Y recalcó, tener en cuenta, que “el carnet de conducir no es considerado un elemento legal que exprese la voluntad de donación”.