Diakovsky encontró un panorama “desolador” al hacerse cargo del municipio piranense

Compartir

Finalmente el intendente electo de Pirané Mario Diakovsky pudo realizar un breve balance de sus primeros días al frente de esa comuna y sintetizó el panorama como “desolador”.

Dijo que en la oficina de intendencia no halló sillas y que no funcionan los equipos de aire acondicionado en casi todo el edificio municipal. Asi mismo denunció que casi la totalidad del parque automotor del municipio está fuera de servicio.

Además contó que hace veinte días la anterior gestión dejó de recoger la basura en Pirané, por lo que los residuos se acumularon en todos los barrios y ejemplificó el barrio San Obrero, donde hallaron más de 300 metros de basura acumulada.

El jefe comunal lamentó la “poca disposición” de la gestión del anterior intendente que había propuesto una transición ordenada aunque tuvo que reconocer que se trató de algo mediático.

Señaló que su equipo se conformó con profesionales jóvenes, dispuestos a participar de las reuniones y comenzar la transición, pero enfatizó que esto no fue posible.

“Ayer estuvimos trabajando diez horas en el municipio, hoy arrancamos muy temprano a las 5 de la mañana, porque teníamos problemas serios. En la oficina del intendente encontré un escritorio sin sillas ni nada, un panorama desolador. Si me tengo que sentar arriba de una cajita de gaseosas, lo haré” contó.

Adelantó que los abogados de la comuna realizarán las denuncias pertinentes por todas las irregularidades encontradas hasta el momento.

“Recorriendo el municipio, no funcionaban los aires acondicionados en las oficinas, no había agua mineral para tomar, todo un problema. El personal me ayudó a comprar detergente, el sereno colaboró para comprar el gas, tampoco encontramos un peso en la caja” denunció.

Coparticipación y haberes

“La Coparticipación entró, hoy están percibiendo los haberes los municipales, hubo un problema técnico, dijeron que era tema del Banco, se trabajó durante todos estos días para que puedan cobrar” confirmó.

“Hacía 20 días que no se recolectaba la basura, dijeron que no había combustible, no se movían los camiones. Llegamos al lugar, preguntamos qué maquina funcionaba y un señor se ofreció a trabajar. En el barrio San José Obrero había más de 300 metros de basura acumulada, ahora estamos tratando de recolectarla” contó Diakovsky.

Añadió que “La mayoría de las maquinas no funcionan, los comerciantes nos están dando el combustible a cuenta.Los yuyos tenían un metro de altura, tenemos todo filmado para mostrar el antes y después de como encontramos todo acá”.