Compartir

INAUGURACIÓN DEL CANAL

Además, el jefe comunal agradeció públicamente las gestiones del gobernador Gildo Insfrán, enmarcadas en el Modelo Formoseño, para que el agua dulce llegue a Pirané.

El intendente de Pirané, Mario Norberto Diakovsky, se mostró agradecido con la gestión del gobernador Gildo Insfrán en el acto de inauguración del canal de alimentación de agua dulce al reservorio de Pirané y refirió unas palabras a los presentes en representación del pueblo piranense.

“Voy a iniciar este mensaje profundo de agradecimiento a través de un proverbista muy reconocido en la historia de las escrituras, el rey Salomón, un hombre inspirado por el Espíritu Santo que dijo: cuando los justos gobiernan, el pueblo se alegra, más cuando domina el impío, el pueblo, gime”, sostuvo.

Y aclaró: “Usted señor gobernador es un hombre justo y el pueblo formoseño lo sabe, la palabra empeñada y las obras hablan por si solas, a lo largo y ancho de nuestra provincia”.

En ese sentido, el primer mandatario municipal, dijo que “si se actúa con raíces de amargura y con odio, no se puede ser sabio para gobernar, porque la ira turba la razón y es ahí cuando cometemos muchos errores”; pero que considera que Insfrán “es un hombre sabio”.

“Sabemos que desde lo más profundo del corazón del hombre sale la expresión del alma y la expresión del alma de cada piranense en este día es de alegría, por esta obra maravillosa que nos regala señor gobernador, usted su equipo y toda la gente que trabajo incansablemente a lo largo de nuestra geografía para que hoy, en este momento de tanta sequia reinante, llegue a nuestra ciudad desde tan lejos estas aguas”, manifestó.

Además, Diakovsky destacó que “fue de manera natural” y no impulsada por equipos de bombeo; y que “esto habla de la calidad profesionales, de obreros, de maquinistas con que cuenta este modelo formoseño”.

Por otro lado, el jefe municipal contó que, días atrás, una niña de no más de diez años, se acercó al lugar del reservorio, lo miró a los ojos y le dio gracias “por lo que está haciendo por Pirané”; y aseguró: “Nosotros, señor gobernador, con el corazón queremos decirle lo mismo: gracias por todo lo que hizo, por todo lo que hace y seguirá haciendo por Pirané y por todo el pueblo formoseño”.

“Este sueño quizás habrá despertado, en algunos, incredulidad, en otros envidia o burlas, o en otros, quizás, meditaba en su corazón la visión propia de un hijo de Dios, pero lo más importante no es lo que otro pensaba sino lo que usted creyó y que el pueblo en su mayoría le creyó a usted”, se refirió a Insfrán.

Y agregó: “Hoy podemos ver esa fe, esa certeza que usted tiene y convicción en la realidad que estamos viviendo los formoseños y en especial nuestra ciudad de Pirané. El agua del Pilcomayo ya está aquí en nuestra ciudad, es una realidad, estas obras necesarias ponen de manifiesto un Estado presente que se preocupa y ocupa de las necesidades de toda la gente”.

Por último, el intendente volvió a citar al Rey Salomón y expresó: “El principio de la sabiduría es el temor a Dios y esto no quiere decir tener miedo, sino respeto a lo sagrado, a un Dios Santo y usted púbicamente sin avergonzarse pidió oración por estas aguas poniendo a Dios en primer lugar”.

Y concluyó: “Esto despertó en nuestra sociedad un espíritu de fe, especialmente en Pirané y la respuesta a esa fe está a la vista, porque el agua llegó, que tanto necesitamos y es tan preciada. Simplemente como representante de esta ciudad les decimos, señor gobernador y compañero: ¡Gracias, gracias y gracias!”.