Compartir

El ex diputado nacional justlicialista Juan Carlos Díaz Roig, analizó la situación que atraviesan algunos países de América Latina, repudió el accionar y la intervención de las fuerzas armadas en las democracias, y tras lo sucedido en Bolivia, afirmó que una vez asumida la presidencia, Alberto Fernández no debería reconocer a ese país dentro del Mercado Común del Sur ( MERCOSUR).

Para Díaz Roig, lo sucedido en Bolivia es un Golpe de Estado y de esta manera definió la doctrina jurídica, dando por vencedor en ese país al derecho por la fuerza: “esto fue un golpe institucional, la doctrina jurídica tiene dos grandes vertientes, una es el positivismo el cual dice que el derecho es la fuerza, o sea, se impone y finalmente los súbditos lo siguen por la fuerza; la otra es una concepción mucho más profunda, basada en el concepto autónomo de democracia. Es la concepción que abrazamos los peronistas siempre. En Bolivia se ha impuesto la doctrina positivista y nadie puede predecir cómo va a desarrollarse este conflicto”.

El ex legislador dijo que es necesario analizar los niveles internacionales y continentales en los que se dio este conflicto, “es imposible entender este golpe si no fuera dentro del conflicto que tiene Chile, que tuvo Ecuador, que tiene Brasil donde la derecha latinoamericana (que tiene distintos esquemas), han puesto en prisión a Lula para poder llegar al poder en Brasil o en Chile, que hay un millón de manifestantes y las fuerzas armadas están a favor del Gobierno, reprimiendo y asesinando, como asesinan también a tantas personas en Bolivia” enfatizó.

De esta manera lamentó el accionar de las fuerzas armadas en el continente americano, aseveró que se formaron con la asistencia de los Estados Unidos y su doctrina de Seguridad Nacional, y que desde ese momento “generan desestabilizaciones como las que estamos viviendo en América latina”.

Sobre la futura presidencia del Dr. Alberto Fernández, aseguró que Argentina “no la va tener fácil” en este mencionado contexto, que habrá que trabajar “muy seriamente para que vuelva al poder Evo y la revolución bolivariana” y que Fernández, “no debería reconocer a Bolivia dentro del Mercosur; sino hacer todas las gestiones necesarias para que en Bolivia vuelva la democracia y los fascinerosos sean juzgados”.

Díaz Roig hizo hincapié en que no se ha respetado la decisión soberana del pueblo boliviano, y que unas minorías arrebataron por la fuerza el poder a quién fue elegido con más del 50% de los votos.

Y agregó que esto tiene por finalidad apropiarse de los tesoros de Bolivia, ya que Evo Morales tenía “todos los indicativos a favor y es un dirigente honesto que ganó las elecciones. Discutieron ese resultado, la OEA dictaminó que se realice una nueva elección y como evidentemente iba a volver a ganar, lo voltean”, culminó.