Compartir

“Verdaderos diluvios” por sobre los 170 milímetros en un lapso de pocas horas, generaron anegamientos en sectores urbanos de localidades del centro provincial como Estanislao del Campo e Ibarreta, incluso se debió evacuar a algunas familias con varios centímetros de agua en sus casas Desde la madrugada del martes se reportaron los registros pluviométricos, que se extendieron hasta media mañana y mas incluso, permaneciendo la inestabilidad climática durante gran parte de la jornada, con lo cual el escurrimiento de las aguas se retardaba pese a la labor de las cuadrillas de obreros municipales y afectación de maquinaria de la DPV afectada a la zona.

Incluso el estado provincial activo su plan de contingencia y permanente contacto con las autoridades de estas comunidades, coordinándose toda la ayuda que se demande para asistir a las familias damnificadas.

Desde la comuna campeña se confirmo el registro de 130 milímetros de precipitaciones hasta el mediodía, y la labor de tener que evacuar a media docena de familias de los barrios Santa Rita y Belgrano a la casa solidaria lugareña o el playón municipal, donde se les brindo una asistencia integral. El rápido escurrimiento de las aguas y los pronósticos de mejoras para las próximas horas, renovaban el optimismo en que la situación en general de esta localidad, lo propio en Ibarreta, donde también se generaron problemas de anegamientos en sectores periféricos de la urbanización, vaya superándose.