Compartir

En el marco del “Mes de la Inclusión” y a través de una acción mancomunada de diferentes estamentos del gobierno provincial, el Lote 111 albergo una amplio programa enmarcado en el dinámico accionar a favor de las personas con discapacidades.

Fue este jueves por la mañana, donde además de la entrega gratuita de Certificados Únicos de Discapacidad a una veintena de personas (a fin de que puedan gestionar beneficios ante esferas oficiales), en el caso de los niños disfrutaron de actividades plásticas y otras iniciativas como una forma para mantener entretenidos a los niños, pero también es una manera de enseñar conceptos y habilidades.

Es que profesionales pertenecientes al Centro de Atención y Educación Temprana 1, estuvieron trabajando con los niños con capacidades especiales de ese sector de la ciudad.

En ese marco, el director de Investigación y Capacitación del Ministerio de la Comunidad, doctor Luis Kaiser, remarcó que «los CUD son un derecho para las personas con discapacidad».

«Estas certificaciones acreditan no sólo la discapacidad que tienen, sino que además significan diversos beneficios ya que en el mismo certificado se expresan cuáles son, por un lado, las terapias a seguir y que son obligatorias para nosotros prestarlas, y por otra parte, a través del mismo tienen acceso a muchos servicios de salud, con cobertura del 100%, la posibilidad de trasladarse en forma gratuita urbana, interurbana o con acompañantes, ingresos a eventos públicos y privados, etcétera», expuso.

Hizo notar en ese sentido que «no es sólo un papel como muchos piensan, el CUD es un derecho».

«En esta oportunidad se entregaron 20 certificados. Como nosotros decimos, los 20 iniciales, porque esto lleva todo un trabajo previo y la entrega del certificado es el broche de oro», informó.

Remarcó que «hay una tarea previa donde se comienza con la evaluación médica, general y clínica, luego por especialidades ya que dependiendo de la discapacidad tienen que ser vistos por distintos especialistas. A partir de ahí se deben tener los estudios complementarios que van acreditando esa discapacidad y una vez que tienen todos esos requisitos, más otros que no son del área médica como declaración jurada y certificado de domicilio, se tramitan los certificados con la Junta Evaluadora de Discapacidad», subrayando que «hay varios meses de trabajo para finalmente acceder a este certificado».

Enfatizó Kaiser que «muchas de estas personas que están recibiendo su certificación presentan una evidencia muy clara de su discapacidad, pero por diversas cuestiones, sobre todo económicas, no han podido tramitarla. Sin embargo, desde el Gobierno provincial, a través del Ministerio de la Comunidad, en conjunto con otras áreas del Estado como la de Salud, se logra que estas personas puedan realizar ese trámite acompañadas y en forma totalmente gratuita».

«Esta gratuidad hay que remarcarla porque no es que el trámite no tenga un costo, sino que el mismo es absorbido por nuestro Gobierno provincial, pero a las personas le sale totalmente gratis, además de todo el acompañamiento que recibe, no sólo la atención, los estudios y los traslados», significó.