Compartir

(15-09-1996)

Apertura – Autoridades

Señoras y señores a continuación se dirigirá a todos los presentes el señor

Gobernador de la Provincia de Formosa, habla para todos ustedes el Dr. Gildo Insfrán:

Señores productores de esta zona norte de la provincia, hoy es un día verdaderamente especial para el sector productivo, para la provincia de Formosa.

Por eso ante nada quiero agradecerles a su presencia, esta presencia multitudinaria, una presencia que habla a las claras del interés que tiene el hombre del campo por lo que pasa en su provincia, por lo que pasa en su nación y por lo que pasa en el mundo entero.

Pero antes de entrar en detalles, es necesario hacer un poco de historia para saber de dónde venimos, y para saber a dónde queremos ir, y voy a hablar por allá, por el año 1945, nuestra historia mundial nos dice que en un lugar denominado Yalta, luego de la segunda guerra mundial se reunían los poderosos para dividirse el mundo. Los comunistas y los capitalistas y bajo este modelo mundial tuvimos que desarrollar nuestras actividades por casi medio siglo; luego, la caída del muro de Berlín, la Perestroika ha cambiado este escenario mundial.

Pero nuevamente los poderosos, se reunieron en otro lugar en Davos para nuevamente poner las reglas del juego que tienen que regir nuestras actividades en forma diaria, en forma cotidiana podemos estar de acuerdo o no, pero esta es la realidad en donde debemos dar respuesta y esta respuesta no puede esperar este proceso que ha sufrido el modelo de bipolaridad desde el año 1945 hasta este, hasta el día de hoy.

Nosotros no podemos esperar que esto cambie, nosotros tenemos que trabajar para dar respuesta a los males que trae este nuevo modelo, tenemos que trabajar para dar respuesta hoy aquí en este lugar y en nuestras tierras, por eso estamos aquí en General Belgrano para decirles que hace mucho tiempo en la provincia de Formosa hemos empezado a construir los elementos necesarios como para poder enfrentar con éxitos el desafío de los nuevos tiempos y este proyecto cuando no hace mucho le hablábamos que en Formosa era necesario la construcción de infraestructura básica mínima de desarrollo y hablábamos de manejo de nuestros recursos hídricos, hablábamos de comunicaciones, hablábamos de energía eléctrica y hablábamos de caminos. Muchas de estas obras ya están terminadas y otras están en construcciones y hay otras que las vamos a seguir construyendo y para muestra basta un botón, ustedes los que viven a la vera de la ruta 86 en el tramo de Espinillo a Misión Tacaaglé; Misión Tacaaglé, General Belgrano; saben que lo que estoy diciendo es una realidad, que esto es una verdad, porque ya estamos viendo esa cinta negra que viene avanzando sobre la ruta 86 para que a través de ella llegue el progreso y siga más fuerte la esperanza del campo.

Hoy nuevamente aquí, ¿qué estamos logrando con esta infraestructura básica de desarrollo? Estamos logrando un paso importante en la historia de nuestro pueblo.

Porque estamos haciendo la integración territorial de Formosa, estamos uniendo el este con el oeste y ahora nos toca a nosotros construir desde esta infraestructura básica de desarrollo la puesta al servicio de la producción, para que la producción esté al servicio del hombre formoseño.

Para esto es necesario la producción de otro proceso de integración que es el proceso de integración social de los formoseños; y eso nos tiene convocados hoy aquí, eso nos trae hoy aquí; para explicarles cómo vamos a ir logrando este proceso de integración social de los formoseños. Para eso tenemos que romper algo que nos tiene atados a su desarrollo y depende fundamentalmente de cada uno de nosotros que es el profundo individualismo que nos han metido y que nosotros hoy hacemos cargo, tenemos romper ese individualismo e ir pensando en valores tales como la unidad, en valores tales como la organización, en valores tales como la solidaridad. Pero todo esto basado y fortalecido por la verdadera participación comunitaria, debemos ser protagonistas de este proceso en definitiva, debemos ser artífices del bien común y no instrumento de la ambición de nadie.

Cuando rompamos ese individualismo, va a ser fácil de transitar al proceso de la unidad, va a ser fácil transitar el proceso de la organización. La organización que se va a dar a través de figuras que va a surgir de nosotros mismos, pero es interesante, es necesario que nos juntemos. Pero todo esto, el rompimiento del individualismo, unidad, organización y solidaridad tiene que estar cohesionado por un elemento básico que es la capacitación de cada uno de nosotros. Pero todo esto se tiene que dar un marco de verdadera equidad, para así ir pensando en rendimiento, para ir pensando en rentabilidad, pero para ir pensando fundamentalmente en la emancipación de nosotros, de la dependencia del Estado, para que nunca más estén pendientes del capricho del que gobierna, para que sean verdaderamente hombres libres que decidan por ustedes su propio camino y la de sus familias.

Por eso hemos hecho un diagnóstico de la estructura productiva de la provincia de Formosa. Y nos encontramos con esta cruda realidad el 100% de los productores algodoneros de la provincia de Formosa; están representados por 6812 productores.

Pero quiero demostrarles que paradoja, de estos 6812 productores; 6410, el 94% están representados por productores de 1 a 10ha y de 11 a 25ha y solamente 402 productores, representan de 50 a 200ha y solamente 14 productores siembran más de 200ha en la provincia de Formosa. Esta es la estructura que tenemos, esta es la estructura productiva que tenemos. En primer lugar quiero reforzar el diagnóstico hecho por el señor Ministro de la Producción ante esta realidad, nos encontramos que tenemos un sector representado por el 94% que no solamente tiene problemas económico productivo, si no es mayor, tiene un alto contenido social en el problema y entonces para este sector, vamos a tener una atención especial. Pero ahora solamente quiero referirme al otro sector que tiene afuera, 402 productores que representa el 6% del total, a los cuales los llamamos para dar una referenciación, a los productores estructurados, a los productores que están mecanizados, a los productores que tienen sus necesidades básicas satisfechas, pero que también tienen problemas de conocimientos, tienen problemas de capacitación, tienen problema de tecnificación, y en este sector es fundamental a parte de todas las cosas, el crédito para este sector.

Porque este sector puede manejarse dentro de lo que hoy nos impone la economía de mercado, este sector puede acceder a los entes financieros. Pero tampoco no desconocemos la historia del sector productivo, y el arrastre que trae y el grado de endeudamiento que tiene, y es por eso que vengo hoy aquí a anunciarles a los señores productores que tienen deuda en el banco de la provincia de Formosa, en el banco residual, anunciarles cuál ha sido la decisión política de este gobierno, para permitirle liberarle de esta pesada carga, pero hacerle accesible en el tiempo para el cumplimiento de sus obligaciones. En primer lugar el tratamiento para la refinanciación de esta deuda va a ser la siguiente:

1- Determinar la deuda de los productores primarios eximiéndolos de los intereses devengados hasta la fecha.

2- El monto adeudado en concepto de capital, será recalculado aplicándole una quita del 50%.

Esto quiere decir que la deuda global se saca los intereses devengados ahí queda el capital, de ese capital se le descuenta el 50% eso significa este segundo punto y a partir de este capital recalculado con la bonificación del 50% es el plan del financiamiento y el punto tercero dice:

3- Refinanciar el saldo deudor resultante de aplicar lo dispuesto en los puntos 1 y 2 a diez años de plazo, con tres años de gracia incluido y amortizable en siete cuotas anuales “del cinco del cinco, del diez del diez, del veinte del veinte y del treinta por ciento respectivamente”.

4- La deuda refinanciada tributará un interés del 10% anual.

5- Serán beneficiarios de estas disposiciones los productores que se presentan para instrumentar y documentar esta refinanciación hasta el 31 de diciembre de 1996.

6- La deuda de la campaña agrícola 95-96 será adicionada al saldo deudor establecido de acuerdo con lo estipulado en el punto tres, precedente y tratada dentro de la refinanciación consolidándola en un nuevo y definitivo monto adeudado.

Quiere decir que la deuda contraída del año pasado también va a tener este mismo tratamiento de la deuda que en este momento está en el banco residuario de la provincia de Formosa. Resuelto el problema del endeudamiento de este sector, ya nuestro ministro lo ha anunciado y ya hemos firmado un convenio con el banco de la provincia sociedad anónima, para la existencia crediticia para esta campaña, en donde el gobierno haciendo nuevamente un esfuerzo y acompañando al sector productivo va a bonificar en el 50% las tazas, es decir que si el banco de la provincia de Formosa S.A tiene los créditos a 16% el gobierno de la provincia se hace cargo del 8% y los productores del 8% poniéndole así en un nivel de competitividad excelente para poder disminuir nuestro costo de producción.

Pero nosotros sabemos que con esto no es suficiente, es necesario también pensar en la herramienta de trabajo, es necesario pensar en la mecanización, por eso también el gobierno de la provincia en el transcurso de esta semana va a firmar un convenio con el Banco de la Nación Argentina, que tiene una línea de crédito para la recomposición del parque de maquinaria agrícola que es cuatro años y con el 12% de interés y el convenio que vamos a firmar consiste en que el gobierno de la provincia de Formosa se va a hacer cargo del 50% de esta tasa. Lo cual significa que el crédito para cambiar el tractor a los productores estructurados solamente va a tener de costo financiero el 6%; lo que lo pone en igualdad a cualquier productor de los países más desarrollados en el mundo en materia financiera.

Ahora sí señores productores los vamos a ocupar a esa población mayoritaria que está conformado por el pequeño y mediano productor, ese sector que nosotros en base a los distintos estudios y en base a las distintas campañas y a los distintos datos que fuimos obteniendo, nos permite dividirlos en diferentes estratos y hemos llegado a esta conclusión; sabemos que la canasta familiar rural es de $234 por mes. Para poder satisfacer todas las necesidades básicas de este sector, y nos encontramos que los productores de 1 a 10ha tienen serios problemas de esta índole que no pueden cubrir esas necesidades básicas. Tenemos productores en este nivel que están por debajo de $113 por mes y ahí existe una diferencia de $113 y $234 para poder cubrir las necesidades básicas que hoy son insatisfechas. Que le podemos venir a decir a este sector, cuando vemos también que dentro de estas mismas franjas tenemos productores que tienen ingresos de más de $113 a $197; tampoco alcanza a cubrir los $234 si bien, estos están un poco más cerca y tenemos el otro sector que producen de 11 a 25ha que si bien tienen satisfechas estas necesidades básicas adolecen de ser un problema, porque tampoco tienen acceso al circuito financiero, pero los problemas son diferentes. Entonces aquellos productores que estén por debajo de un ingreso mensual de $113 y aquellos productores que tengan un ingreso mensual de más de $113 a $197 necesitan una atención muy especial y aquí aparece el PAIPPA el Programa para la Asistencia Integral Para el Pequeño Productor Agropecuario.

¿Esto en qué consiste? Yo no le puedo venir a hablar al productor de eficiencia como se habla hoy en esta economía de mercado, yo no le puedo venir a hablar a ustedes de eficacia, cuando no pueden cubrir la demanda básica para mantener el estado nutricional de grupo familiar, y a aquí es donde el gobierno de la provincia va a estar acompañándolos a través de la ayuda social, para cubrir ese bache entre los $113 y los $234. Pero no en efectivo, si no a través de mercaderías necesarias para el estado nutricional de este grupo y esto es lo que venimos a anunciar hoy aquí, esto es lo que venimos a conversar con ustedes aquí. Para eso es necesario recrear la cultura del esfuerzo, la cultura del trabajo, y tenemos que revalorizar lo que tenemos y no tenemos que estar pendiente de lo que no tenemos porque hasta a veces eso resulta inalcanzable, como el crédito por ejemplo.

¿Y qué posee este sector? Posee un pesado de tierra, elementos de labranza, pero elementos de labranza de tracción a sangre, sí esto es lo que tenemos que potencializar, pero tiene lo más grande que puede tener un ser humano que es su fuerza de trabajo, para transformar esta realidad y en eso consiste el PAIPPA vamos a fortalecer estas tres estructuras que tenemos y el gobierno va a venir a asistirles a ustedes con semillas, ustedes tienen que preparar sus suelos, si a ustedes le da la capacidad para hacer 3ha; ¡prepare 3ha, y prepare bien! Pero no se engañe en preparar 10ha porque no van a poder cumplir ni van a lograr el éxito que están idealizando o pretendiendo, fíjense ustedes cuando por ahí nos preparan la tierra; nos preparan 10ha y si nos fijamos en los promedios productivos de nuestra provincia, el promedio productivo del algodón de la provincia de Formosa es de 935kg por hectárea. Que quiere decir que si se prepara 10ha y no atendemos como corresponde, vamos a tener este promedio, vamos a sacar de 10ha vamos a tener 10 toneladas.

Y yo les pregunto: ¿no es mejor preparar 10ha atender y escuchar a nuestros técnicos, garantizar buena calidad e semillas, sembrar en tiempo, mantener limpio cuando corresponde, tratarlo cuando corresponde y de esa hectárea lograr a lo mejor un rendimiento de 2000 o 3000kg no estaremos llegando también a las 9 0 10 toneladas solamente con 3ha? ¿Qué es lo que más conviene? Y ustedes son productores, ustedes son cancheros en esto, que les voy a decir, yo estoy seguro que ustedes van a saber entender cuál es la propuesta nuestra y vamos a trabajar de esta manera. Pero a veces cuando uno expresa de esta manera hasta resulta fácil lo que tenemos que hacer, pero yo quiero advertirles, no es una tarea fácil, es una tarea muy difícil, primero porque no han inculcado el individualismo y eso es lo primero que tenemos que romper, si bien el individualismo es para todos los sectores, pero para este sector es más importante todavía acelerar este proceso para romper este aislamiento en el que estamos. Por eso el PAIPPA les exige que los productores tienen que agruparse en familias de 10 0 15 familias; hay que agruparse.

¿Por qué vamos a agruparnos? Porque de esta manera vamos a estar transitando para construir el elemento básico para luchar contra los efectos nocivos que nos ha traído la globalización que es la concentración económica en manos de pocos y la expulsión de la gente de la fuente de trabajo. Porque vamos a ir propendiendo a la comunidad organizada que va a ser el factor determinante para poder luchar contra estos efectos nocivos.

Por eso el PAIPPA les exige que para incluirse dentro de este programa hay que buscar sistema asociativo y yo no les voy a decir a ustedes cual, si es asociaciones de productores, si es consorcio, si es cooperativa; no importa esto ya lo decíamos en la campaña electoral. Pero hoy no lo estamos diciendo, lo estamos haciendo; hoy venimos a cumplir con nuestra promesa, por eso les pido a ustedes que cada uno de los presentes, debemos convertirnos en verdaderos difusores de esta realidad, debemos convertirnos en verdaderos predicadores y aquí no hay bolilla negra, aquí no importa el color político que tengan, no importa la ideología política, no importa el color de piel, no importa la religión, aquí hay un solo denominador común que es el grado de necesidad. Esta es la directiva que reciben los funcionarios de este gobierno, y esta es la directiva que ustedes con su verdadero protagonismo tienen que hacer cumplir, aquí no hay otra directiva y si algunos aparecen queriendo torcer esta decisión, ustedes levanten la voz, porque tenemos que hacer cumplir.

El gobierno quiere garantizar el derecho de realizarse en su suelo natal, por eso esta decisión, por eso este programa, vamos a trabajar en los distintos grupos familiares. Pero hay alguien en el grupo familiar que es la pieza, podemos decir más importante que tiene esta célula básica de toda comunidad organizada que es la familia, y esa pieza fundamental es la mujer. Y con el hombre vamos a ir trabajando desde el punto de vista de la producción, para capacitarle, para complementar su conocimiento en la práctica laboral. Pero no nos olvidamos de los niños, no nos olvidamos también de nuestros abuelos, porque ellos también van a tener la asistencia que se merecen. Nuestros niños en las escuelas van a estar recibiendo a través de esa bondadosa misión que tienen nuestros docentes en esa tarea tan linda de enseñar y aprender, van a estar recibiendo también los conocimientos necesarios de lo que venimos hoy aquí a plantear, porque vamos a formar nuestros contenidos curriculares y vamos a incorporar los elementos que sean útiles para la vida real en su propio suelo, esa es nuestra preocupación por los próximos jóvenes, no queremos que nuestros jóvenes lleguen a los niveles secundarios y luego de tener un título tenga que irse de su suelo natal porque no está capacitado para la realidad de ese suelo. Y es aquí en donde también la educación va a estar reconvirtiéndose y acompañando este proyecto político, ya no títulos de bachilleres con orientaciones pedagógicas, busquemos apuntalar nuestra orientación y orientar para el sector de la producción; si a nosotros por allá por el año de 1991 con la reforma de la constitución hemos diseñado a la provincia de Formosa en una provincia agroindustrial y forestal, preparémosla para eso y para que quede aquí a través de sus conocimientos empezar a revertir la realidad e Formosa y llevarla al pedestal que todos queremos.

Pero esto no termina aquí, falta algo más para lograr la verdadera y total dignificación de la familia rural, estamos ordenando las viviendas construidas a través del FONADI para poder conseguir recurso a través del recupero de estas cuotas y estos recuperos van a estar destinados para el sector rural, para que nuestro hombre de campo tenga el mismo derecho de aquel que vive en la ciudad o en el sector urbano, de poder acceder a una vivienda digna, y vamos a construir en Formosa las viviendas rurales. Eso es el trabajo incansable de nuestro Instituto de Tierras, para poder llegar en el último escalón para regularizar los títulos provisorios y entregar el título definitivo, porque el que tiene título definitivo va a poder acceder a este nivel de crédito; para que se le construya la casa, en su chacra, así como ustedes hoy ven los barrios en las ciudades, los barrios en los pueblos, ahora vamos a tener derecho también de acceder a esa vivienda, pero a esa vivienda en nuestra propia chacra ahí en donde tenemos que estar y en donde tenemos que realizarnos, ahí en ese lugar en donde tenemos que capacitarnos, ahí en ese lugar en donde tenemos que satisfacer nuestras necesidades básicas, ahí en ese lugar en donde tenemos que consolidar la unidad de la familia formoseña.

Ya dijo el señor ministro, pero lo que no abunda, no daña; quiero insistir en la nueva forma, en la nueva práctica que vamos a llevar adelante el trabajo técnico, del ministerio o de los ministerios específicos, tanto como del ministerio de la producción, como el ministerio de desarrollo humano con sus dos secretarias, la subsecretaría de salud y la subsecretaría secretaría de desarrollo social. No van a tener necesidad de ir hasta el pueblo más cercano, ¡No! Ahora la dirección cambio, nosotros con nuestros técnicos vamos a ir a la chacra; nosotros con nuestros técnicos, el centro de encuentro va a ser la escuela de cada colonia, de ahora en más nuestros técnicos deben dejar sus cómodas oficinas e ir a transmitir sus conocimientos que labra todos los días por la grandeza de Formosa.

Yo sé que van a haber otras voces, voces discordantes, yo sé que van a sonar también otras campanas, yo sé que van a sonar los pesimistas de siempre, los derrotistas de siempre, pero gracias a Dios cada vez son menos. Pero de cualquier manera, también son formoseños, entonces busquemos la forma de hacerlos entender, que se sumen, que esto no tiene intereses ocultos, que este es un proyecto de verdadera unidad provincial, para transitar el camino de la unidad regional y así constituir en serio la unidad nacional para desde ahí empezar a mirar la integración continental, porque si no, no vamos a tener el éxito deseado y para ello es más que justo y necesario elevar y aferrar a nuestras decisiones y a nuestra cultura, no tenemos que creer en esas voces de ilusionismo, vayamos a buscarlos que se sumen aquí, son formoseños como nosotros y seguramente tienen la mismas necesidades que nosotros, no los marginemos, las puertas están abiertas.

Pero también quiero decirles a todos ustedes que no le tengan miedo al cambio, no le tengan miedo a las transformaciones porque nosotros somos tan capaces como cualquiera, de otro lugar para emprender y acompañar este proceso de transformación porque somos capaces y vamos a ser capaces de romper el individualismo y de construir la unidad de lograr la organización, fomentar entre nosotros la solidaridad con el protagonismo verdadero y sincero; pero fundamentalmente vamos a ser capaces de hacer todo esto con una palabra que vamos a llevar a los hechos y que es la equidad y para lograr así la verdadera justicia social.

Para despedirme de ustedes, quiero contarles una anécdota que nos obliga hacer muy frecuentemente el General Perón. El General Perón nos solía decir, con esa picardía que lo caracterizaba; que en un pueblo de la vieja Europa existía un campanario y en ese campanario un reloj, y que desde ese campanario, cada hora aparecía un personaje del pueblo, y así aparecía el político y el político le decía al pueblo “yo construyo la sociedad” a la hora aparecía otro personaje y decía “yo salvo las almas de este pueblo” y así a la hora otro personaje aparecía el juez, el juez decía “yo administro justicia”, pasaba la hora aparecía otro personaje, el policía y el policía decía “yo soy el que da seguridad a este pueblo” y por último aparecía el productor y el productor simplemente expresaba “yo soy el que le da de comer a todos ellos”.

Muchas gracias y que Dios los bendiga a todos.