Compartir

Fueron acompañados por charlas sobre distintos temas e hisopados

Alumnos de los distintos niveles educativos, retomaron la presencialidad escolar en distintos puntos del territorio provincial. Esto es acompañado por controles que dispone el Gobierno de la Provincia, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, con el objetivo de verificar la buena salud de la población estudiantil.

De este modo, jóvenes estudiantes que concurren a la EPES Nº 91 del barrio San Antonio, fueron destinatarios de un amplio operativo sanitario que abarcó numerosos controles de salud, charlas de promoción, instancias de vacunación, testeos COVID y la confección de certificados de aptitud física y bucodental.

Dichas acciones fueron desplegadas en la citada institución, a cargo de un equipo del centro de salud San Antonio, integrado por médicos, obstetras, enfermeros, odontólogos, vacunadores y psicólogos, que realizaron en los adolescentes controles integrales y multidisciplinarios.

“Ante el regreso a las aulas, es fundamental reanudar estas evaluaciones que acompañan a la salud de los niños de los niveles inicial y primario, como a los jóvenes que asisten a la secundaria”, indicó la directora del centro de salud, doctora Carina Guillard.

Sobre lo anterior, recordó que si bien, en el tiempo que las clases no fueron presenciales, igual los controles siguieron, ya sea en el centro de salud o llegando a los domicilios, o en los operativos de Libretas de Salud, organizados en distintas ocasiones y siguiendo las historias clínicas de cada los alumnos.

“Pero ahora, que volvimos a la modalidad presencial, que requiere que el chico asista a clases diariamente, es importante que corroboremos que esté en buenas condiciones de salud, que tenga al día los controles y las vacunas, entre otras cuestiones” agregó.

Los exámenes comprendieron: medición de la tensión arterial, frecuencia cardíaca, control de peso y talla, revisión del estado bucodental y aplicación de las vacunas para cada una de las edades.

Promoción

Asimismo, los odontólogos dialogaron con los adolescentes sobre la importancia de cuidar la salud bucal, aplicando hábitos como el cepillado, el uso del hilo dental, la consulta periódica y la sana alimentación diaria. Y sumaron la entrega de pastas y cepillos dentales.

En la misma línea, desde el servicio de obstetricia, ofrecieron una charla sobre procreación responsable, desde la cual difundieron una vez más los métodos anticonceptivos que se encuentran disponibles de manera gratuita. Instaron además, al uso del preservativo, no solo cómo efectivo método para prevenir los embarazos no planificados, sino como una barrera fundamental para evitar enfermedades de transmisión sexual.

En tanto, los profesionales del área de psicología, recalcaron a los jóvenes la necesidad de cuidar la salud mental en todos sus aspectos, como parte de buena salud general. Guillard, sostuvo al respecto que “la adolescencia es una etapa en la que, con más frecuencia se detectan, por ejemplo, esquizofrenias y ciertos tipos de psicosis, entre otras enfermedades que afectan la salud mental de las personas. Por eso, es necesario que estemos atentos”.

Certificados

Finalmente, detalló que luego de cada atención, los profesionales confeccionaron los certificados, tanto de aptitud física como los de bucodental “que son requisitos que debe presentar cada alumno en el colegio”. Y se hizo la toma de muestras para los testeos COVID, lo cual forma parte “de la búsqueda activa de casos que se mantiene vigente en toda la provincia”.