Compartir

Estudiantes afrontó dos partidos en fila por la Liga Provincial de Primera División y se quedó con dos victorias. Venció en el clásico a Sarmiento por 91 a 81 y luego a Taninero con un 71 a 46

Agenda exigente tuvo Estudiantes el fin de semana afrontando dos partidos donde logró tener éxito en ambos. El viernes enfrentó a Sarmiento, su clásico rival, en un juego que perdía al final del primer tiempo y que logró darlo vuelta en el segundo con un último cuarto muy a favor de 31 a 20. El resultado final fue de 91 a 81 con una gran producción de Elías Iñiguez quien fue el líder ofensivo del ganador.

Sarmiento logró ganar los dos primeros cuartos, dejando s u rival en solo 12 puntos en el segundo. Estaba haciendo un muy buen trabajo defensivo hasta ahí que le permitía ganar por 41 a 32 pero en el segundo tiempo se encontró con todo el potencial ofensivo de los rojos que sumaron, en esa mitad, 59 puntos para dar vuelta el partido. Todo se resolvió en los diez minutos finales a los que llegaron con un 61 a 60 para el elenco de Félix Medina. Pero hubo tres aciertos de tres puntos en los primeros minutos para Estudiantes –dos de Iñiguez y uno de Cabrera- para afirmarse al frente.