Compartir

Continúa vigente la campaña de vacunación contra la gripe, que asegura a los grupos de riesgo la aplicación de la dosis anual en los centros de salud y hospitales. A su vez, mediante operativos organizados para llegar a las casas y a diferentes instituciones.

De este modo, se dispuso una nueva jornada de vacunación para suministrar la dosis a los docentes de la escuela primaria -EPEP Nº 254 “Antonio Cabral”-  ubicada en el barrio San Antonio de nuestra ciudad.

El trabajo fue coordinado por la dirección del centro de salud San Antonio y llevada a cabo por el personal del servicio de inmunización de dicho efector, que se trasladó hasta el establecimiento para el cumplimiento de dicho accionar.

La directora del efector sanitario, doctora Carina Guillar, comentó que si bien, en este momento, las escuelas no trabajan con modalidad presencial y están en periodo de receso invernal, “coordinamos con la dirección de esta institución educativa para convocar a los docentes y concretar la aplicación de la vacuna antigripal para que estén protegidos, como hacemos cada año”.

Recordó, que la mayor importancia de esta vacuna, radica en evitar las hospitalizaciones y muertes que causa la gripe por la transmisión del virus influenza. “Como está demostrado, apunta a disminuir el impacto de esta enfermedad en los grupos de riesgo. Porque muchas veces, las complicaciones que acarrea, tales como neumonías y otras enfermedades, terminan en cuadros severos de hospitalizaciones y hasta inclusive provocan el fallecimiento de la persona”.

Reiteró, que la campaña comenzó hace varios meses y todos los días, en el centro de salud, se sigue aplicando la vacuna a todas las personas que se encuentran en la lista que integran los grupos de riesgo. “Es fundamental que se vacunen porque la dosis debe repetirse cada año para que estén protegidos, ya que la inmunidad que da la vacuna dura alrededor de un año”, puntualizó.

Indicó, que paralelamente “son organizados este tipo de operativos, cuando se trata de grupos de varias personas, como en este caso, los docentes de una escuela de nuestro barrio, a quienes cada año vamos a vacunar, como lo hacemos en otras escuelas, de nuestra área programática, de los distintos niveles y en otras instituciones “.

“Estamos en un contexto sanitario especial, pero no por eso debemos dejar de tener las vacunas al día. Eso quiere decir que, no solo debemos aplicarnos la vacuna antigripal si nos corresponde como personas de algunos de los grupos de riesgo, sino que debemos tener colocadas en tiempo y forma el resto de las vacunas que establece el calendario de vacunación, para cada edad y para ciertas condiciones especiales de salud”, insistió Guillard.

En la misma línea, repasó que, aquellas personas que recientemente recibieron la vacuna contra el COVID, deben esperar al menos 14 días para aplicarse la antigripal y cualquier otra vacuna. Y lo mismo, si se aplicaron la antigripal o alguna otra vacuna, deben esperar 14 días como mínimo para vacunarse contra el coronavirus.