Docentes recordaron 29 de la Marcha Blanca

Compartir

En marzo de 1988, la docencia argentina protagonizó lo que muchos consideran una gesta histórica para la Educación del país, en la lucha en defensa de la escuela pública junto al pueblo.

En aquel entonces, la CTERA Garcetti convocó a un Paro por tiempo indeterminado. Con altísimo acatamiento en todo el país el 18 de mayo, desde el norte, el sur y el oeste del país partió una marcha que convergió el 23 de mayo en la Capital Federal con tres reivindicaciones centrales: salario único, Ley de Financiamiento Educativo y Ley Nacional de Educación.

En Formosa, ese día fue establecido como el día del trabajador de la educación.  Así lo recordó Rubén Chávez, secretario gremial de ADF.

“Es un día histórico, nos recuerda ese 23 de mayo cuando llegamos de todos los rincones del país a buenos aires con la marcha blanca, con nuestros reclamos. Hemos conseguido que este día sea recordado como día del trabajador de la educación, hay que recordar que a pesar de ser una conquista, esta es la única provincia del país que lo reconoce con un asueto escolar, para que el docente sea reivindicado como trabajador de la educación, esto habla del reconocimiento a la educación y a los trabajadores de la provincia” destacó.

Dijo que la Marcha Blanca Federal en 1988 se dio en un contexto de graves problemas económicos donde “los más golpeados son el sistema educativo, de salud, enese momento los docentes nos propusimos que el tema educativo debía ser visibilizado, puesto en tapete a nivel nacional. Planteamos la necesidad de una ley de financiamiento educativo que garantice la inversión en educción todos los años para sostener la educación pública, además solicitamos paritarias nacionales, para que nos pudiéramos sentar con el gobierno de nación para discutir el aporte real que debe realizar para sostener la educción publica nacional, y por otra parte la equiparación salarial docente”.

“Por otra parte la necesidad de reconocernos como trabajadores, como una clase social, porque por muchos años nos consideramos apóstoles de la educación y somos trabajadores con las mismas necesidades que todos.

Nueve años después vino la Carpa Blanca que era otra forma de reclamo, allí conseguimos el Incentivo Docente, que hasta hoy se mantiene. Fue el comienzo de que Nación hace un aporte al salario docente, el inicio de otras luchas” agregó.

Recordó el gremialista que “Con el gobierno de Néstor y Cristina avanzamos en muchos derechos, tenemos la ley de financiamiento, de escuelas técnicas que establece un presupuesto, la ley nacional de educación, esos avances que vivimos en estos últimos 12 años desde el gobierno de Mauricio Mcri comenzamos un proceso de retroceso y por eso aparece un nuevo símbolo de lucha: la escuela itinerante”.

Sostuvo que “La sociedad argentina no quiere perder derechos, no queremos que los estudiantes se queden sin becas, que se queden sin netbooks, sin la posibilidad de estudiar, hay numerosos derechos que hoy estamos perdiendo y lamentablemente, de persistir en la política, tienden a desaparecer”.

Adelantó que “Los docentes estamos en pie de lucha, vamos a estar el 20 de Junio en Plaza de Mayo para plantar bandera, porque coincide con su día, queremos plantar la bandera de la argentinidad y de la justicia social, con un gran acto”.