Compartir

El diputado nacional por el PJ-Formosa Luis Basterra realizó un balance de los tres años de gestión de Mauricio Macri, advirtiendo que «pasamos de tener un Gobierno Nacional que cumplía la función de darle al ciudadano y a su familia un escenario en el cual se pudiera desarrollar» a ver «cómo se hace para llegar a fin de mes».

Reprochó que «Macri cambió la escala de pensamiento temporal que tiene un individuo y una familia»,recordando que «durante un tiempo bastante prolongado, con nuestros problemas, idas y venidas, los argentinos podíamos pensar en el futuro en términos de uno, tres o cinco años; uno proyectaba, podía decir cambio el auto,me compro un freezer, saco un crédito y puedo ampliar la casa, ahorrar para que los hijos puedan ir a la Universidad, cuestiones de ese estilo de mejora de la calidad de vida».

En contraste, por las políticas de la gestión de Cambiemos, «pasamos de tener un Gobierno que cumplía la función de darle al ciudadano y a su familia un escenario en el cual se pudiera desarrollar, es decir, un horizonte temporal de medio y largo plazo».

«Macri y su desastroso Gobierno lo que generó fue que esa escala temporal se reduzca a un mes; el ciudadano hoy está pensando en cómo hace para llegar a fin de mes, ya no piensa en qué posibilidades tiene, por ejemplo, de cambiar el auto. Y a las pruebas me remito: ha caído la demanda de automóviles de una manera estrepitosa. Ya no piensa en ampliar la casa: la compra de materiales de construcción se ha derrumbado. Y así en todos los rubros», indicó.

Aseveró Basterra que la gestión nacional «ha llevado a que el individuo en su núcleo íntimo esté pensando en cómo hace para pagar la luz, no sabe cuánto le va a venir, está todo el tiempo pensando en cómo ahorrar combustible, el cual sube todos los meses, y la gran mayoría tiene más que claro que no va a salir de vacaciones: según una encuesta el 71% de los argentinos se va a quedar en su casa, cuando antes en un fin de semana largo se viajaba a cualquier lado».

«Este desgraciado Gobierno Nacional, y digo desgraciado porque le falta la gracia de generar bienestar, ha logrado esto que es durísimo para la cotidianeidad del individuo, su trascendencia y la de su familia», denunció.

«Ha cortado la escala temporal,cuando uno debiera pensar que un ser humano se desarrolla cuando avanza en la proyección del tiempo y el espacio», planteó, ejemplificando que»alguien que vive en un pueblo y quiere conocer la capital de su provincia u otros lugares. Es decir, espacialmente se despliega. O cuando proyecta casarse o tener hijos. Y este proyecto, porque no es Macri, es un proyecto ha logrado primero generar una visión de corto plazo. La sensación de bienestar hoy o de aquí a diez años. Es decir, o la disfruto hoy como pueda, entonces aparecen el alcohol, las drogas y la exacerbación de las sensaciones primarias,o el bienestar va a llegar después de mucho sacrificio en diez o veinte años,sacrificando un par de generaciones».

Hizo notar que «el problema está en que para ellos el que se tiene que sacrificar es el otro. En nuestro Gobierno, la Patria era el otro. En este, el que se sacrifica es el otro. Ellos desde el Gobierno Nacional han hecho negocios tremendos, sus amigos y su entorno fáctico con la especulación financiera, los servicios monopólicos como la energía eléctrica, el agua y los peajes».

«Esta es la dura situación en la que estamos a tres años de haberse iniciado un Gobierno Nacional que mintió aún desde antes de serlo para cautivar al ciudadano», señaló el legislador,recordando que «el gobernador Gildo Insfrán es muy claro cuando dice que el pueblo no se equivoca, pero toma decisiones en función de la información que tiene».

Los argentinos «creyeron en esta gente, que presentó un escenario de que estábamos viviendo una catástrofe (con Cristina Kirchner) y que ellos eran súper buenos y capos para poder resolver,cuando nos terminaron poniendo en una la situación tremendamente empeorada para los argentinos en el día de hoy, pero con un futuro realmente muy difícil».