Educación recibió más de 10 mil barbijos confeccionados en Fontex

Compartir

La planta Fontex confeccionó y entregó más de diez mil barbijos al Ministerio de Educación de la Provincia, para garantizar que los niños, adolescentes y docentes que participan del regreso gradual a las aulas en las escuelas rurales cuenten con este elemento básico de bioseguridad, en el actual contexto de pandemia.

El ministro de Educación, Alberto Marcelo Zorrilla, visitó este sábado la planta Fontex, ubicada en el Parque Industrial de esta ciudad, y participó de la entrega simbólica de los barbijos de manos del subsecretario de Desarrollo Económico del Ministerio de Economía, Horacio Cosenza.

En declaraciones a AGENFOR, el titular de la cartera educativa provincial aseguró que la nueva entrega constituye un apoyo más del Gobierno de la Provincia a los estudiantes y docentes en la actual situación de emergencia.

Indicó que esta primera entrega contempla la entrega de más de diez mil barbijos, acordándose en la próxima barbijos más pequeños para alumnos que concurren al nivel inicial.

El ministro de Educación describió que los barbijos son lavables y por lo tanto reutilizables, con cordones para regular y otros con elásticos. La distribución se concretará la semana próxima a través de las distintas delegaciones zonales, que se ocuparán de la logística para que cada establecimiento de modalidad rural cuente con estos elementos.

Respecto al reinicio de la concurrencia a las escuelas, por ahora rurales, el doctor  Alberto Zorrilla, indicó que se trata de proceso gradual en aquellos lugares donde los niños y los docentes están protegidos de esta pandemia.

Señaló que a partir de los arreglos que sean necesarios concretar se irán incorporando más establecimientos, siempre de la modalidad rural, dependiendo de la evolución de la situación.

Consideró sumamente positiva a esta primera semana de retorno, la cual fue expresada tanto por los alumnos como por los docentes. “El proceso educativo es una sinergia donde se enseña  y se aprende, se aprende y se enseña. El contacto humano es necesario, se puede enseñar y aprender vía mediada pero nunca será igual a la presencia del alumno en el aula”, reflexionó el ministro Zorrilla.

“La producción 

Nunca se frenó”

Por su parte, Lorena Ramis, diseñadora de Fontex, manifestó que continúan abocados a la confección de vestimenta para los trabajadores de la salud y de la fuerza de seguridad provincial. “La producción nunca se frenó, en ningún momento, lo que hicimos fue cambiar el tipo de producto en desarrollo. Veníamos haciendo guardapolvos y ahora hacemos mamelucos para la Policía como así batas para pacientes, médicos y enfermeros. También, terminamos y entregamos mantas de abrigo para el espacio del Estadio Cincuentenario y los hospitales”, precisó.

Telma Méndez, responsable de los protototipos a confeccionar, sostuvo que mantienen el mismo número de costureras que había antes de la pandemia, y precisó que su trabajo consiste en coordinar las tareas y garantizar que no falte insumos en el sector de corte.