Compartir

Pasados unos días de la disparada que protagonizó el dólar, sectores que dependen de la divisa estadounidense ya advirtieron que es imposible que ese salto no se traduzca en aumento de precios. Uno de esos sectores es el de la industria de la harina, desde donde reconocieron que las subas son inminentes.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Panaderos de Formosa, Arsenio López, consignó que “la harina 000, que es la que más se utiliza para la elaboración del pan de cada día, está en $1200 y la más refinada, que es la 0000, subió a $1300”.

Precisó que se trató de un aumento de $300 en la harina 0000 y de $200 en la de 000, advirtiendo que “el otro problema es que también se está remarcando la grasa, que es otra de las materias primas que se utiliza para la elaboración”.