Eficaz trabajo en conjunto entre el CEDEVA y los paipperos

Compartir

El intendente de Laguna Naineck, Julio Murdoch, se refirió al trabajo que, en el marco de la transferencia tecnológica, vienen realizando los productores paipperos con el CEDEVA para reforestar con cítricos parte del monte.

En información recabada por la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), el jefe comunal señaló que “en los años ‘80 y ‘90, por envejecimiento natural y las plagas, los montes frutales de nuestros productores paipperos fueron disminuyendo”. 

Es así que destacó que con la creación del CEDEVA se trabajó con la distribución de plantines de cítricos y plantas frutales y de esa manera “el productor paippero volvió a armar su monte frutal que muchas veces queda alrededor de su casa o en los alambrados perimetrales”, amplió.

Entre las frutas nombró al pomelo blanco y rosado, a variedades de limones, mandarinas y otros productos tropicales como el maracuyá y la palta. “Ahora se están empezando a ver los resultados con las cosechas de  frutas de estación”, subrayó.

En este contexto, indicó: “Hoy están llegando al Mercado Frutihortícola de Formosa Capital. También, al Programa Soberanía Alimentaria, al Plan Nutrir y a nuestra feria local” y manifestó que estos resultados son gracias a “la transferencia que hace el CEDEVA en conjunto con el Ministerio de Producción, el PAIPPA y el Municipio”. 

En este mismo orden, marcó “la importancia de la intervención del Estado provincial en esto y en la comercialización”, explicando que “hace unos años los frutos de estación caían al suelo, no se comercializaban y se pudrían”.

En cambio, hoy los productores “les están dando un resultado económico que les permite mejorar sus ingresos”, celebró Murdoch.

Vitroplantas

Además, expuso que “el CEDEVA les hace llegar a los productores estos plantines” y aclaró que “hay que diferenciar lo que es el material genético seleccionado, ya que tienen años de desarrollo y anualmente se van replicando”.

A ello agregó que se suma también l asesoramiento técnico de los nuevos marcos de plantaciones.

“Con el doble surco se hacen dos líneos muy cercanos y una melga de aproximadamente tres metros –pormenorizó-. Esta técnica busca que todos los racimos de la banana caigan en el mismo lado y de esa manera se facilita la cosecha, el proceso post cosecha y el manejo impecable de transferencia tecnológica que tiene el CEDEVA hacia los productores”.

Agregó que “se han empezado a reemplazar las bananas tradicionales, las que fueron incorporadas en nuestras zonas en los años ’60 y ‘70 por estas vitroplantas que tienen mayor capacidad de resistencia a las plagas, una menor altura y por lo tanto menos efecto a los vientos”.

“Se ha mejorado muchísimo con esta transferencia tecnológica que se le ha hecho al pequeño productor”, concluyó.