Compartir

El Senado aprobó con 61 votos afirmativos, el proyecto de ley que prorroga la emergencia alimentaria hasta 2022. La iniciativa recibió media sanción la semana pasada en Diputados por 222 votos positivos y una sola abstención.La sesión especial, se extendió por tres horas y media.

El senador por Formosa Miguel Mayans se quejó por el funcionamiento del Senado: “tenemos que hacer una sesión por mes, cortita, rápido, no hay que hablar mucho. Pero esta es una situación de emergencia grave, con un índice de pobreza del 40% (…) una inflación de más del 54% y aseguró que el 80% de los fondos destinados a la emergencia alimentaria irán a parar a provincia de Buenos Aires y CABA.

“Hay gente que no puede llegar a fin de mes, la comida está dolarizada, la energía y los medicamentos también, el salario pesificado, esta es la realidad” argumentó el legislador.

Dijo que no se reúne la comisión de control Coparticipación del Senado y añadió que “no se puede hacer por decreto de necesidad y urgencia cambiar el esquema de Coparticipación, recursos que son coparticipables. Hay provincias que tuvieron que presentarse ante la Corte, porque este recorte de casi $50 millones de pesos afecta duramente a las provincias”.

“Nosotros somos representantes de las provincias, y de los $18 mil millones de pesos, tengo entendido que $16 mil millones son para provincia de Buenos Aires y CABA y dos mil se reparten entre las provincias, no nos alcanzan. Es un geniol es lamentable como estamos tratando las cosas” criticó.

Dijo que no obstante acompañó con su voto positivo al proyecto, “respetando la problemática por la que pasa mucha gente: hambre y miseria”.

Se refirió a las deudas que heredará el próximo gobierno nacional pero “de esto no hay que hablar, y sí de un reperfilado de la economía”.