El Centro Integrador de Acción Comunitaria (CIDAC) Eva Perón celebró su primer aniversario

Compartir

LABOR SOCIAL

En coincidencia con el natalicio de Eva Perón, el Centro Integrador de Acción Comunitaria (CIDA), ubicado en el barrio Lisbel Rivira, cumplió su primer aniversario de actividad social y recreativa en favor de familias de escasos recursos. En la actualidad, ante la actual situación de emergencia por coronavirus si bien algunas actividades se han suspendido, otras cobran mayor vigencia y actualidad.
“La importancia del Centro radica justamente en el hecho de que las familias se apropien del espacio donde también trabaja un grupo de jóvenes profesionales, entre ellos psicólogos, profesores de educación física, nutricionistas, médicos y abogados que brindan enseñanza y asesoramiento a través de diferentes talleres”, destacó la dirigente justicialista Blanca Denis.
El centro cuenta con un amplio y diverso cronograma de cursos y talleres que se dictan a los miembros de la comunidad, con amplia repercusión, al constituir alternativas de salida laboral.
Ahora, por efecto del aislamiento social y obligatorio declarado por el gobierno nacional por la pandemia de coronavirus, las actividades en el CIDAC se encuentran suspendidas, pero no así el trabajo social.
Así lo confirmó una de sus referentes, Yanina Denis al señalar que los días sábados se brinda una asistencia alimentaria a las familias, almuerzo y merienda.


“Teníamos un cronograma de actividades deportivas, de salud, recreativas, contábamos con apoyo escolar, clases de ajedrez, los niños y mujeres podían asistir a clases de gimnasia y zumba, que momentáneamente fueron suspendidas”, señaló.
“El nombre de este Centro fue un homenaje a Evita, quien impulsó los derechos de igualdad de la mujer y el sufragio del voto femenino. En honor a ella el centro está destinado a las mujeres y los niños. Es una alegría inmensa haber tenido en nuestra historia a una mujer como ella, que nos representó, que dejó en el país una gran insignia”, destacó Denis.
Por su parte, Carmen Romero, quien realiza tareas de asistencia social junto a un grupo de profesionales acompañando a más de 50 familias del barrio Lisbel Rivira, sostuvo que el trabajo no se concentra solo en el CIDAC, sino que se articula con otras instituciones, buscando encontrar una solución a los problemas que puedan tener las familias.