Compartir

El diputado provincial Eber Solis renovó el llamamiento a la “unidad” para visualizar con optimismo el año 2019, confianza que se acentúa “a partir de los logros de la gestión del gobernador Gildo Insfrán desde un modelo formoseño ejemplo de inclusión social”.

Advirtió a cerca del “terrible ajuste nacional que cae con todo su peso sobre los que menos tienen”, y puso como ejemplo el reciente aumento de gas, marcado que “se dispone compensar a las empresas con millones de pesos ante la escalada inflacionaria, algo absolutamente antijurídico. Y quien compensa a la gente”, interrogo.

Para el legislador en la “continuidad de todo un  proceso que se inicio en diciembre de 2015, es decir ajustar y ajustar sobre el hombro del pueblo”.

Diagnostico de “extrema gravedad la situación económica-social argentina, por más que traten de echar la culpa a factores externos y hasta ridículos como un tweeter de Donald Tramp, la herencia o la sequia. La realidad es que tenemos una caída del consumo, aumento del desempleo y la pobreza, baja en la producción y un aumento tremendo de la desigualdad, a partir de políticas públicas de la actual gestión nacional”.

Para el legislador “los únicos felices del país es ese reducido grupo de familias que viven en los countries, directos favorecidos por estos empresarios que administran los recursos de todos los argentinos y prácticamente han tercerizados nuestro sistema financiero-económico-fiscal-cambiario al FMI”, afirmo.

Sostuvo de todos modos que “uno tiene más esperanza que nunca, sobre todo al escuchar al gobernador Insfran quien exhorta a la unidad, organización y solidaridad. Hay un 2019 por delante, y sobre todo dirigentes peronistas de la talla de nuestro conductor que pone al ser humano por sobre todo”.

Dijo que “haber llegado a las 1337 obras educativas, o el anuncio de la pronta entrega de 407 viviendas es algo único en el país, sobre todo en este contexto nacional. Es la mejor evidencia de que Formosa está de pie firme junto a los formoseños”.

Contrasto que “ante este modelo nacional neoliberal diseñado para unos pocos, se antepone el proyecto formoseño con equidad territorial: escuelas, hospitales, cent ros de salud, rutas, energía eléctrica, saneamiento, la ciencia y tecnología, conectividad, política productiva con el productor en la chacra y su hijo con acceso a la universidad demostrada con un IUF con el 80% de su matrícula hijos de paipperos”.