El Estado provincial brindó solución habitacional a familia afectada por un incendio

Compartir

El Gobierno de la Provincia hizo entrega de una vivienda en comodato a una familia que sobrellevó un incendio días atrás. La entrega estuvo a cargo de la ministra de la Comunidad, Gloria Giménez, y la vivienda fue aportada por el Instituto Provincial de la Vivienda.

El 9 de enero, la casa de los suegros de Karen Canteros, ubicada en el barrio Las Orquídeas, sufrió un incendio. En ese entonces la mujer pidió ayuda al Estado provincial, ya que el fuego consumió prácticamente todas sus pertenencias, con el agravante de que su hijo Thiago, de 6 años, tiene una discapacidad motriz. El siniestro fue ocasionado por un corto circuito que comenzó precisamente en la pieza que ocupaba Karen con su familia y abarcó toda la casa, donde también vivían otras dos familias.

Perdieron todo: muebles, electrodomésticos, documentaciones, pertenencias, quedándose con lo puesto y la vivienda quedó con peligro de derrumbe. Ante el pedido de ayuda de la mujer intervino el espacio de Encuentro de la Comunidad Organizada del barrio Eva Perón, que asistió primeramente a las familias damnificadas con camas y colchones. Posteriormente, se articularon acciones con distintos organismos del estado provincial y se iniciaron los trámites correspondientes con el Instituto Provincial de la Vivienda, para poder acceder a una casa digna.

En casos como este, las personas tienen derecho a una protección que garantice debidamente sus necesidades habitacionales básicas. El Estado adopta la implementación de políticas públicas que hagan posible la superación de la adversidad y el goce de los derechos fundamentales, como en este caso lo son el acceso a la vivienda y la salud de Thiago, quien necesita de un lugar en condiciones óptimas para vivir y continuar llevando a cabo su tratamiento.

La historia de Thiago

En niño presenta lo que se conoce como “pie equino”, una discapacidad motriz (camina en puntas de pie), debido a su nacimiento prematuro. A medida que fue creciendo sus padres notaron que no utilizaba su mano derecha y con el tiempo advirtieron que tenía dificultad para caminar, no apoyaba el pie derecho por completo y sufría constantes caídas. Es allí donde acudieron a los médicos y obtuvieron un diagnóstico.

Hasta los 3 años realizó sesiones de kinesiología en el Centro de Atención y Educación Temprana Nº 1 (CAyET) donde recuperó por completo la movilidad de la mano. A partir de ahí debían continuar con el pie derecho, por lo que iniciaron un tratamiento con el que actualmente continúan, a través de la inyección debotox en la pierna, lo que permite “ablandar” las extremidades y reducir el dolor en los músculos. Al mismo tiempo utiliza una valva ortopédica y continúa con sus sesiones de kinesiología.

Esta discapacidad requiere de una operación, pero debido a que Thiago se encuentra en plena etapa de crecimiento, los médicos recomiendan no hacerla aún.

En ese contexto fue que se determinó la entrega de una vivienda bajo la figura de comodato, a través del ministerio de la Comunidad. Asimismo, la familia cuenta con el plan Nutrir y el apoyo y acompañamiento necesario para continuar con la rehabilitación de su hijo.

“Realmente estoy muy agradecida a todos, sólo tengo palabras de agradecimiento” expresó Karen, luego de que la ministra hiciera entrega de las llaves de su nueva vivienda.