El Fontex entregará barbijos sociales con los tradicionales guardapolvos para el inicio del ciclo lectivo

Compartir

Asimismo, el funcionario anticipó que, de ser necesario, se llevará a cabo una segunda entrega de estos elementos.

El subsecretario de Desarrollo Económico, Horacio Cosenza, manifestó que ya se encuentran disponibles y listos alrededor de 150 mil guardapolvos para ser entregados al centro de distribución con que cuenta la provincia.

Y agregó que, atento a que el coronavirus sigue presente en el territorio, los mismos irán acompañados de 150 mil barbijos sociales con toda la protección sanitaria correspondiente, tanto para el nivel inicial y primario como así también para los docentes de cada institución educativa.

Además, anticipó que, de ser necesario, se realizará una segunda entrega.

El funcionario destacó también, en primer término, el esfuerzo de las 750 costureras y costureros que forman parte del programa FONTEX y sostuvo que “sin ellas esto nunca hubiese sido posible”.

Al mismo tiempo, resaltó la inversión que el Gobierno de la Provincia lleva adelante para contar con un programa de estas características y resultados, “ya que sin esa decisión policía sería imposible”.

FONTEX y el COVID 19

Desde el 2010 Fontex ha confeccionados guardapolvos escolares, uniformes policiales, entre otros. Su capacidad productiva ha permitido, desde el inicio de la pandemia, tener el desafío de realizar prendas de bioseguridad y lo ha logrado, destacándose uno de los elementos más importantes: el barbijo.

En la actualidad, el programa ha tenido un crecimiento exponencial, tal así, que tiene nucleadas a 52 cooperativas y/o consorcios, que suman alrededor de 750 puestos de trabajo. Esto fue posible a la gran demanda de prendas que se fueron agregando de a poco, tales como uniformes para la Policía de Formosa, ropa de trabajo, chombas, camisas, conjuntos deportivos, entre otros.

Cabe destacar que su crecimiento y potenciación, se debe a una decisión política del Estado provincial, que ha invertido en maquinarias de alta tecnología y última generación.

Pandemia

En marzo de 2020, cuando llegó la pandemia al país, y la provincia de Formosa se sumó a la serie de restricciones para evitar la propagación del virus, el gobernador Gildo Insfrán visitó las instalaciones de la textil situada en el Parque Industria de la ciudad capitalina.

El objetivo fue proponer el nuevo desafío al programa: confeccionar prendas de bioseguridad-sanitarias.

En principio se realizó una reunión con las autoridades del Ministerio de Desarrollo Humano y del Hospital Alta Complejidad; y luego se comenzó con la fabricación de camisolines, botitas, cofias, overoles de bioseguridad y barbijos.

Es importante mencionar que estas prendas se confeccionan con telas de la más alta calidad en materia sanitaria.  

Entre estos elementos, los barbijos fueron los más demandados por el sistema de salud pública, que pasaron de requerir 30 mil a 300 mil, por mes. A su vez, es necesario indicar que muchos de estos, se compraban fuera de la provincia.

Para ello, Fontex adquirió una maquina automática para fabricar barbijos sanitarios, logrando así confeccionar siete mil barbijos por día, cuando anteriormente se hacían 1.500. Este hecho, fue un salto significativo, ya que el coronavirus estaba fuertemente presente en el territorio.

A esta producción automática de barbijos se le suma la producción de barbijos sociales, que eran aquellos que se entregaban a diferentes instituciones de manera gratuita, confeccionado por las costureras del programa con tela hemorepelente y tela no tejida o TNT de 40 gramos.

En la actualidad, el FONTEX continúa su trabajo normal de producción, ya adosado estas prendas de bioseguridad, que seguirán confeccionándolas al margen de la pandemia, porque permite contar y tener al alcance de la mano estos elementos con la mayor calidad en materia prima y confección; y que, por sobre todas las cosas, permite seguir generando mano de obra local.

En ese marco, desde el programa información que, la producción de barbijos, ya sean brinn verde, blanco, tricapa con cordón y con tiras, fue de 1.459.238 en 2020, a 950.840, en 2021; es decir, un total de 2.410.078.

En cuanto a los camisolines descartables, brin verde, tyvek, SMS, la confección pasó de 43.200 en 2020, a  26.640, en 2021; siendo así un total de 69.840.

Por su parte, en 2020 se confeccionaron 4050 overoles de bioseguridad, y en 2021, 2.185; totalizando así       6.235; al igual que las cofias que en 2020 se hicieron 63 mil y el año pasado, sólo cinco mil; es decir, un total de 68 mil.

También se produjeron 58 mil botitas en 2020 y cinco mil en 2021, un total de 63 mil; y nueve mil juegos de sábana en 2020 y 4050 en 2021, totalizando 13.050.