El Gobernador creó programa para prevenir, concientizar y erradicar el ciberacoso y el grooming

Compartir

A través del Decreto Nº 61, con fecha 21 de marzo de 2022, el gobernador Gildo Insfrán creó el “Programa Provincial de Prevención, Concientización y Erradicación del Ciberacoso y del Ciberacoso Sexual Infantil”.

Ello a fines de contribuir con su prevención, concientización y erradicación; fortalecer la capacitación de los docentes, las familias, las niñas, los niños y los adolescentes frente a estos riesgos; y promover el uso responsable de las TICS.

El instrumento rubricado por el primer mandatario provincial está refrendado por los ministros de la Jefatura de Gabinete, el doctor Antonio Ferreira, y de Cultura y Educación, el ingeniero Luis Basterra.

Según se detalla en el mismo, por ciberacoso (ciberbullying) se entiende al maltrato que sufre una niña, niño o adolescente por parte de otra niña, niño o adolescente mediante amenazas, humillaciones o molestias mediante el uso de Internet, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos (telefonía móvil, correo electrónico, mensajería instantánea, redes sociales, juegos en línea, etcétera).

A su vez, el ciberacoso sexual infantil (grooming) es la acción deliberada de una persona que, mediante el uso de Internet, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos (telefonía móvil, correo electrónico, mensajería instantánea, redes sociales, juegos en línea, etcétera), contactare a una niña, niño o adolescente, con el propósito de acosarlo sexualmente o cometer cualquier otra acción que atente contra su integridad sexual.

La autoridad de aplicación del “Programa Provincial de Prevención, Concientización y Erradicación del Ciberacoso y del Ciberacoso Sexual Infantil” será el Ministerio de Cultura y Educación, que tendrá a su cargo diversas acciones.

Una será la capacitación docente para el abordaje de la temática del ciberacoso y del ciberacoso sexual infantil en todos los niveles y modalidades del sistema educativo provincial; además de la contención psicológica y el asesoramiento integral a las niñas, niños y adolescentes implicados en estas situaciones, como así también a sus grupos familiares.

Del mismo modo, deberá realizar campañas de prevención tanto en los establecimientos educativos como en los distintos medios de comunicación, para la concientización e información sobre el ciberacoso y el ciberacoso sexual infantil, así como del uso responsable de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs).

También, promoverá la participación y la formación de los padres y tutores en la temática, para la detección temprana de posibles casos, así como el asesoramiento a las familias respecto al uso responsable de las TICS; confeccionando y difundiendo materiales didácticos, bibliográficos y digitales respecto al uso responsable de las TICS, con especial atención a prevenir y concientizar sobre las consecuencias de su uso abusivo.

Asimismo, la cartera educativa provincial deberá coordinar y articular entre los distintos organismos estatales, Municipalidades y Comisiones de Fomento, con un abordaje interdisciplinario, para la implementación de los lineamientos, protocolos de actuación, capacitaciones y otras líneas de acción tendientes a la prevención, concientización y erradicación del ciberacoso y del ciberacoso sexual infantil.

Por último, creará y difundirá canales de rápida comunicación (líneas telefónicas, casillas de correo electrónico, páginas web, redes sociales u otros medios adecuados) destinados a brindar contención, información y asesoramiento sobre la problemática.

Acciones

En el Decreto Nº 61, el titular del Ejecutivo hizo hincapié en “la necesidad de afianzar la protección integral de las niñas, niños y adolescentes contra cualquier forma de discriminación y/o abuso”, teniendo en cuenta que “el aumento generalizado del uso de Internet en toda la población conlleva riesgos ante el aumento de la exposición de las niñas, niños y adolescentes a los contenidos y relaciones que se canalizan por medios digitales”.

“Esto, sumado al desconocimiento existente sobre las modalidades del ciberacoso, genera la necesidad de impulsar acciones tendientes a prevenir y concientizar sobre estas prácticas a fin de erradicarlas”, acentuó.