Compartir
El que cierra no ha sido un año fácil para la provincia y, por el contrario, hubo complicaciones  que demandaron intensas y reiteradas gestiones ante esferas federales para tratar de destrabar medidas y obras que generaron inquietud social por la gran cantidad de mano de obra desocupada y de trabajos paralizados o que disminuyeron su ritmo de ejecución.
El gobernador Gildo Insfrán se encargó se explicar a la población acerca del impacto causado por el cambio de gobierno a nivel nacional ya que la asunción de autoridades que responden a una coalición política sustentada en una ideología liberal diferente a lo que venía ocurriendo en los últimos doce años cuando ejerció la conducción política del país un gobierno de meta raigambre nacional y popular.
Muchos viajes a Buenos Aires y reuniones al máximo nivel para consensuar obras que reactivaran el trabajo en la provincia y casi en el último trimestre comenzaron a visualizarse los resultados de esas diligencias.
Pero Insfrán fue claro: clarificó que en materia de obras habría una marcada disminución en la dinámica de ejecución no obstante lo cual no se apartaría un centímetro del modelo formoseño para el desarrollo provincial.
Ante este panorama, el gobernador fue claro: “no vamos a pactar con la adversidad; como en otras ocasiones, o la vencemos o nos vence”.
De ese modo, muchos de los emprendimientos para los que no llegaron los recursos nacionales, la provincia tuvo que afrontar los compromisos con los propios que habían sido manejados con responsabilidad y prudencia lo que permitió cerrar el año sin deuda, cumpliendo los compromisos salariaales con los empleados de la administración pública y sin déficit fiscal.
 
La inundación
 
2016 ya había comenzado con gran parte del territorio en emergencia y sobre todo la parte este, como consecuencia de la pertinaz creciente del río Paraguay por las copiosas precipitaciones ocurridas a lo largo de su cuenca media e inferior.
Por decisión gubernamental, no solamente se brindó asistencia a los evacuados de Formosa sino que se abrieron las puertas de la ciudad para recibir a los damnificados de la ciudad paraguaya de Alberdi que fueron alojados en predios de la Sociedad Rural de Formosa y de la ex planta de Alpargatas.
Ante ese gesto de solidaridad, en enero llegó de visita el presidente del vecino país, Horacio Cartes, quien efusivamente agradeció el gesto de Insfrán y de todo el pueblo formoseño algo que complemento dos semanas después convocando al gobernador a Asunción donde lo condecoró con la Gran Orden al Mérito.
Ese gesto de solidaridad fue reiterado por Insfrán hacia finales del año cuando aprobó que el Paraguay pudiese ingresar con sus maquinarias en el cauce del rio Pilcomayo en territorio formoseño.
Los problemas en el canal propio impidieron que ingresasen las riadas a territorio guaraní generándose un impresionante daño ambiental, sobre todo por la penosa mortandad de animales en la región del Chaco Boreal.
 
El presidente
 
También estuvo de paso por Formosa, el presidente de la Nación, Mauricio Macri.
Visitó Clorinda para anunciar la decisión de poner en ejecución las obras de la nueva planta de agua potable para dicha ciudad junto con el acueducto que se extiende hasta allí desde Puerto Pilcomayo.
En esa ocasión, se aludió a los aportes nacionales para la repavimentación de la ruta provincial número 2 y para la terminación del Hospital de Laguna Blanca.
 
Obras con recursos genuinos
 
El gobierno provincial se las ingenió para mantener en actividad aquellas obras esenciales y logró, con recursos propios, terminar varios edificios escolares, muchos de ellos construidos en comunidades originarias; avanzar en el Centro de Medicina Nuclear en predio contiguo al Hospital de Alta Complejidad y en el complejo para el Polo Cientifico y Tecnológico al tiempo que se anunció la inminente terminación  del Hospital Interdistrital “Evita” y la construcción del edificio para el nuevo Hospital de la Madre y el Niño.
Junto con la construcción de escuelas, hospitales y centros de salud, el tema viviendas es una de las prioridades del gobierno formoseño y tras auditorias, reuniones y debates se logró reencaminar el ambicioso proyecto de urbanización La Nueva Formosa que tiene como objetivo edificar 5.400 viviendas con todos los servicios esenciales. Con la última entrega de más de 400 unidades, se llegó a completar 2.000  casas terminadas, habitadas por unos 10.000 formoseños.
Hay una tercera etapa que está en ejecución en un 58% y aguarda la remisión de partidas para que tenga continuidad mientras se aceptó la relicitación de las últimas 1341 que conforman la cuarta etapa del proyecto.
Además de trabajo para miles de obreros de la construcción, la vivienda moviliza a los ladrilleros, madereros y a los corralones de venta de materiales por lo que se aguarda con expectación que en 2017 este emprendimiento recobre dinámica.
 
Dos décadas del PAIPPA
 
Este año, Insfrán celebró los primeros veinte años de dos de sus iniciativas personales que surgieron en el mismo arranque del modelo formoseño para promover la asistencia a los campesinos que estaban excluidos del sistema financiero y de toda ayuda y mejorar la calidad de vida de los más vulnerables.
Se trata del Programa de Asistencia Integral para los Pequeños Productores Agropecuarios que nació en General Belgrano en septiembre de 1996 y fue en ese mismo lugar donde se festejó el vigésimo año de vigencia con productores que están incluidos, tienen acceso al crédito, reciben la tierra en propiedad y las viviendas rurales construidas junto a la chacra, transferencia de conocimientos para diversificar la producción y mejoramiento de la cuestión educativa con la creación de los ciclos básicos rurales y ahora con los cursos faltantes.
El destino de los hijos de los paipperos encuentra lugar en las escuelas agrotecnicas distribuidas a lo largo y ancho del territorio y en el Instituto Universitario Formoseño con sede en Laguna Blanca donde ya están egresando las primeras promociones de técnicos en producción agropecuaria mientras se forman los futuros ingenieros.
También cumplió 20 años el programa solidario Por nuestra gente todo que llevó los beneficios de todas las áreas del gobierno con presencia gubernamental en todos los barrios de la ciudad y en pueblos del interior, inclusive en los de los departamentos del extremo oeste.
 
Gestión decidida
Hubo una gestión decidida del gobernador para lograr que se incluyese en el presupuesto para 2017 la continuidad de una obra clave para el desarrollo económico y social como lo es el Gasoducto del Nordeste Argentino y para comenzar con la construcción de la denominada “obra del siglo XXI”, el Acueducto para el Desarrollo Formoseño de 500 kilómetros de longitud proyectado para llevar los beneficios del agua dulce desde el río Paraguay hasta Ingeniero Juárez, abasteciendo de agua a todos los pueblos ubicados a su vera y a otros jurisdiccionales así como también para la puesta en marcha de un ambicioso proyecto de desarrollo agro-ganadero, primario e industrial.