Compartir

Una nueva jornada de inauguraciones de obras presidirá esta tarde el gobernador Gildo Insfrán. Siempre que el tiempo acompañe, estará a las 17 en Pozo del Tigre para inaugurar la Escuela Especial para Menores 23, mientras que a las 20 aproximadamente junto a la comunidad ibarretense, habilitará la hermosa sede de la Asociación Pasivos de Ibarreta “Voluntad”.

Tras ser recibido por el jefe comunal tigrense, Alfredo De Yong y vecinos en general que aguardan expectantes la visita del primer mandatario y comitiva, para ser parte de esta ceremonia donde el Estado provincial incorpora al sistema educativo público esta institución.

Esta escuela dispondrá además con profesionales específicos para atender las particularidades de los chicos, además de los equipos interdisciplinarios que organizan diversas configuraciones de apoyo a los que transitan su trayectoria escolar en el establecimiento.

Entre las características edilicias, además de toda el ala administrativa y los grupos de sanitarios, contara con biblioteca, hemeroteca y aulas informáticas.

Además y lo que la convierte en una institución con una prestación integral, contará con aula taller, y dependencias para las atenciones de servicios de salud como el de fonoaudiología y kinesiología.

En Ibarreta

Con posterioridad, alrededor de las 20, el primer mandatario estará en Ibarreta, acompañado del jefe comunal lugareño, Adán Jarzynski, y el pueblo que seguramente se sumará al acto. Allí habilitará la importante estructura edilicia que es la sede de la Asociación Pasivos de Ibarreta “Voluntad”.

Se trata de una organización civil que edificio su sede en avenida 25 de Mayo casi Martín Polo, céntrico sector de esa localidad, y desde donde se ha trazado ambiciosos proyectos en pos de beneficiar a los pasivos del lugar a través de un proyecto de fuerte contenido social que viene desplegando localmente hace ya tiempo.

“Estamos felices porque nos entregan el nuevo edificio”

Doris Saavedra, directora de la Escuela Especial de Pozo del Tigre, comentó que “hoy estamos felices porque nos entregan el nuevo edificio”, destacando que ello “significa para nosotros nuestra identidad, porque durante todos estos años sufrimos por no tener un lugar propio”.

Contó que “actualmente nosotros estamos funcionando en uno de los edificios antiguos del Hospital de Pozo del Tigre, así que hoy estamos felices porque nos entregan el nuevo edificio”.

La directiva explicó que “la escuela especial funciona con el objetivo de dar respuesta a todas las personas que tengan discapacidad, ya sean niños, jóvenes y adultos que se encuentran dentro del pueblo”, añadiendo que “además brindamos un servicio dentro de la escuela para niños de cero a cuatro años, que es el de atención temprana, y servicio de apoyo con maestras integradoras, que implica acompañar a las escuelas comunes con los chicos incluidos en el sistema educativo”.

“Actualmente tenemos 44 chicos a los cuales atendemos, 23 vienen a la escuela y los restantes están afuera”, dijo Saavedra, indicando que “lo que pretendemos hacer con esta nueva infraestructura es tratar de encontrar otras metodologías de trabajo dentro de la institución, por ejemplo coordinar con otras para realizar talleres y articular además para dar otro tipo de actividades”.

Finalmente mostró su beneplácito por la inminente inauguración: “Este nuevo edificio significa para nosotros nuestra identidad, porque durante todos estos años sufrimos por no tener un lugar propio, entonces esto es de suma significatividad. Los chicos están felices porque van a tener la oportunidad de desarrollar un montón de cosas que antes no podían”.