Compartir

El gobernador Gildo Insfran puso en valor a la comunidad aborigen de La Primavera, señalando que son ejemplo de que los pueblos ancestrales de la provincia poseen la propiedad de sus tierras.

Así lo expuso en el marco de la inauguración de un moderno centro de salud que es casi un hospital de baja complejidad, dotado de espacios funcionales para las diferentes prestaciones de salud, equipamiento y recursos humanos.

Justamente destacó las reflexiones de la dirigencia indígenas lugareñas, quienes evocaron a sus abuelos y donde se inculco siempre la paz y el dialogo, sobre todo la verdad como valor a mantener en todo momento

Justamente aquí Insfran recordó que las 5187 hectáreas que comprende La Primavera posee el título de propiedad, el que fue concedido por el ex gobernador Floro Bogado, de ahí su respuesta categórica es que “es mentira” los dichos de algunos personajes que “andan por los medios diciendo que no tienen tierras”.

Recordó el gobernador a hombres y mujeres que décadas atrás con gran compromiso y sacrificio trabajaron en esa colonia y sentaron bases solidas para que los sueños de una mejor calidad de vida de las familias del lugar fueran una realidad. “Nos pedían el alambrado perimetral, el registro civil y una sala”, evoco, con lo cual y dada las concreciones de muchas más obras en esa comunidad, se han cumplido con creces  los sueños e ideales de los ancestros.

Poco antes, en Laguna Naineck, donde dejó inauguradas las obras de refacción de refacción de la EPEP 61 “Félix Ramírez, recordó los inicios de esa comunidad y confraternizó con los vecinos.

Se trato de la obra educativa número 1318 de su gestión y la 44 de este año, según indico durante el acto.

Al hablar sobre la lengua guaraní, ratifico que se incorporara en escuelas. Evoco que “los docentes de décadas atrás que venían de otras provincias no tendían el guaraní y nos prohibían hablarlo. Lo primero que hacían era prohibir que hablemos, entonces por eso hablamos la mitad en guaraní y la mitad en castellano, ahora queremos que hablen bien los dos idiomas”, afirmó.

“Por eso en la colonia La Primavera tienen la escuela intercultural bilingüe, donde les enseñan toba y castellano, así como en la comunidad pilagá, se enseña pilagá y castellano. Esto es parte de nuestra realidad” explicó.