Compartir

El pasado 17 de noviembre la Policía de la provincia celebró su 61° aniversario. Con motivo de esta fecha, se llevó a cabo en la noche del domingo 21 una cena de camaradería que contó con la presencia del gobernador Gildo Insfrán acompañado por el vicegobernador Eber Solís.

De ese modo la familia policial pudo volver a realizar el brindis luego de casi dos años por la pandemia.

Al respecto, el jefe de la Policía de Formosa, el comisario general Walter René Arroyo, se refirió al agasajo en el Polideportivo policial “28 de Mayo” en el barrio capitalino San Antonio.

En declaraciones a AGENFOR, en primer lugar destacó la figura del Gobernador por quien dijo que “permanentemente está cerca de nosotros; por eso, cada celebración cordial y armoniosa nos enorgullece” marcando además que más allá de la relación institucional que existe con el primer mandatario, “en cuanto a las políticas en materia de seguridad, pero también a su vez al cumplirlas sentimos que él nos está acompañando brindándonos la logística y todo lo necesario para el cumplimiento del deber”.

Es por ello que resaltó que “hoy la familia policial es la que se encuentra celebrando, desde activos, retirados y pensionados” gracias a que “estamos saliendo de una pandemia que fue una situación difícil para todo el pueblo, por lo que este festejo fue distinto a todos los que hemos pasado anteriormente”.

A su turno, el ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, el doctor Jorge Abel González, señaló al participar de dichos festejos que “es una alegría volver a hacer este tipo de encuentros que es una tradición en la Policía de trabajo durante todo el año; y el día del aniversario poder encontrarse en esta reunión familiar”.

Experiencia

El funcionario luego fue reflexionando sobre todo lo que acontecido por la pandemia de COVID-19: “La experiencia que cada uno ha vivido durante todo este tiempo es particular y personal; ya que se trató de un escenario que nadie en el mundo lo había previsto”, esbozó.

Asimismo, en cuanto a la experiencia comunitaria, dijo que “fue fuerte y con la necesidad de trabajar juntos para cuidar la salud y la vida aún a pesar de muchos que no comprendían esa responsabilidad”.

“Y –agregó- también muchos otros que a sabiendas de lo que estaban llevando adelante lo hacían con un interés meramente egoísta y personal apuntando a sostener sus aspiraciones personales que quedó demostrado con  el transcurrir del tiempo”.

El rol de la fuerza

En ese sentido, apreció tajante que “la Policía de la provincia tuvo un rol concreto, particular, especial” y “fundamentalmente reconocido por la inmensa mayoría: la de trabajar comprometidos con el pueblo formoseño brindando absolutamente todo”.

Es así que coincidiendo con el comisario general Arroyo, González apuntó “aún frente a situaciones complicadas que han sucedido con personal fallecido, entonces es bueno reivindicar el trabajo que desarrolló la Policía en ese momento, al igual que el trabajo que hicieron muchos otros ya que todos los organismos del Estado tuvimos que reorganizar para poder atender esta situación excepcional”.

Sin dejar de mencionar también a la prensa, trabajadores municipales y el sector privado que eran personal esencial; junto a los trabajadores de la salud. “Y fundamentalmente el compromiso de las familias en el cuidado de la salud y la vida, todo eso hizo que hoy podamos estar en esta situación que nos permite reencontrarnos”, celebró el titular de Gobierno.

Por último, al ser consultado por las elecciones del pasado 14 de noviembre, añadió que “los resultados han sido contundentes” en favor del Frente de Todos “demostrando claramente que el gobernador Insfrán tuvo la responsabilidad de conducir una provincia durante todo este tiempo de pandemia, con más de 500 reuniones diarias y con una firmeza que lo caracteriza marcando el rumbo que teníamos que seguir para alcanzar los formoseños esta situación sanitaria actual”, finalizó.