Compartir

El gobierno provincial a través del Comando de Emergencia, acentúa el plan de contingencia a fin de llevar ayuda, sobre todo en víveres, a las familias de varias localidades afectadas por las intensas lluvias de los últimos días.

Incluso se afecto un importante número de efectivos policiales para ayudar a muchas familias con sus casas anegadas, y cuadrillas de municipales colaboraron en las tareas de evacuación y otras tendientes a ensanchar canales de escurrimiento.

“Hemos tenido muchísimas lluvias y registros de importancia en poco tiempo, sobre todo en Estanislao del Campo e Ibarreta, y en menor medida Pozo del Tigre”, expuso, explicando que ese desplazamiento de las aguas hacia el este genera desbordes como el riacho Guaicurú que afecto a nuevas familias, a quienes estanos asistiendo en todo lo necesario en una tarea conjunta con los municipios.

Indico que inicialmente 60 familias fueron afectadas, y cinco de ellas evacuadas, pero el desborde del riacho antes señalado afecto a casi una veintena más. “Pero todo está controlado y confiamos en que el buen tiempo nos acompañe y todo vuelva a su cauce normal”, afirmo.

El intendente de Pozo del Tigre, Alfredo de Young, valoró la «inmediata» asistencia del Estado provincial, coordinada desde el Comando de Emergencia, a los afectados por las intensas lluvias registradas el martes último en varias localidades del interior.

«El martes por la noche tuvimos ráfagas de viento muy importantes, bastante fuertes, que nos han causado caída de árboles, postes de luz y dos voladuras de techos y la lluvia con gran intensidad que sin parar no nos daba tregua. Llovieron 175 milímetros y quedaron varias familias anegadas, inclusive parte de la comunidad aborigen Qompí, pero se fue logrando el escurrimiento rápido del agua», indicó el jefe comunal.

Señaló que «se trabajó con las cuadrillas municipales y la gente de REFSA que restableció el servicio al momento. Se trabajó en la reparación de los daños. Por suerte, gracias a Dios, no hubo heridos, sólo daños materiales».

En ese sentido, De Young valoró la asistencia «inmediata» del Estado provincial, la cual fue coordinada desde el Comando de Emergencia. Relató que «me comuniqué con el ministro de la Comunidad, Aníbal Gómez, e inmediatamente respondió a nuestro pedido, enviando un camión con mercadería para Pozo del Tigre. Ése es el compromiso que demuestra el Gobierno de la provincia cuando uno solicita una ayuda o un acompañamiento, porque más allá de que nosotros realizamos una asistencia, el Estado provincial está acompañando permanentemente a la gente».