Compartir

El gobierno provincial a través del ministerio de la Producción y Ambiente y el Instituto Paippa, hizo operativo las medidas de fuerte apoyo a los diferentes estratos de productores agrícolas de la provincia: Asistencia integral a paipperos algodoneros y financiamiento en condiciones muy favorables a los medianos productores, a partir de la decisión del gobernador Gildo Insfran de destinar r4ecursos genuinos del tesoro provincial por un monto superior a los 42 millones de pesos.

De acuerdo a lo explicado de manera conjunta por el ministro de la Producción y Ambiente, Raúl Quintana y el coordinador ejecutivo del instituto Paippa, Carlos Sotelo, en cuanto al sector algodonero, confirmaron que comenzó la asistencia correspondiente al presente ciclo a los paipperos de la zona norte que siembran el textil, a través de un esquema diseñado de manera conjunta.

En este estrato de productores, donde el algodón en un cultivo más de la amplia canasta agrícola, el respaldo alcanza a los que siembran hasta cinco hectáreas de este cultivo emblemático.

Expusieron que están inscriptos en el registro algodonero, tienen el suelo preparado a través de alguna organización de productores o los municipios de su jurisdicción. Confirmo que “tenemos registrados a cerca de 300 pequeños productores y una intención de siembra de 1300 hectáreas, que son los beneficiados con este aporte del gobierno: La  semilla y el pack de protección al cultivo, en calidad de subsidio no reintegrable, aunque para el estado este aporte significa una erogación superior a los 10 millones de pesos”.

“La asistencia a la cual accederán en el caso de la simiente –como lo venimos haciendo los últimos años-, es la mejor genética certificada del mercado argentino”, significaron, para subrayar que “la misma buena calidad se verifica en el caso del pack de protección que consiste en herbicida, fungicida y reguladores de crecimiento”.

Confirmaron que en el marco de una Reunión con varios intendentes de la zona norte, y se hizo entrega de las primeras bolsas de semillas y los packs de protección a los primeros productores, con lo cual se puso en vigencia este pan de apoyo a los pequeños productores algodoneros

Explicaron que junto a los técnicos y jefes comunales se diseño el esquema de distribución a los paipperos involucrados en la siembra en esa región del territorio, comentando que entre los pequeños algodoneros están aborígenes que si bien siembran maíz dentro de una canasta de cultivo en crecimiento, en cada ciclo preparan lotes para sembrar algodón y se los asistirá nuevamente.

Señalaron asimismo que el algodón “es un cultivo que ha tenido una disminución en su intención de siembra. El llamado cultivo industrial, con los insumos atados al dólar hace que sea costoso producir y sin el aporte de la provincia, sería imposible que estos productores siembren algodón y, en el caso de los productores estructurados tienen posibilidad de acceder a un financiamiento  ayuda a que mantenga la siembra”.

Insistieron en clarificar que “la caída de la siembra del algodón se está dando en todo el país, y no somos la excepción, no obstante expuso que en la región oeste de la provincia una firma importante está sembrando más de cinco mil hectáreas de algodón”.

Destacaron de todos modos que “muchos de los productores que han abandonado el algodón se han volcado a otros cultivos, como el maíz que en el caso del estrato de pequeños productores ha triplicado el área de siembra en los últimos años, lo mismo que en el segmento de los medianos agricultores”.