Compartir

Luis Recalde, presidente del Partido Intransigente (PI) de Formosa, aliado al Frente de Todos (FdT), advirtió que Mauricio Macri le dejará al presidente electo Alberto Fernández “una herencia terrible”.

A su entender, en la gestión macrista “saben que van a tener que pasear por los tribunales a partir del 10 de diciembre, entonces están especulando con la figura de la prisión preventiva. Qué irónico, porque hasta unas semanas atrás permitió encerrar entre rejas a exministros y funcionarios de Cristina Kirchner, sin embargo ahora que Macri podría verse en esa situación quieren quitar esta figura”.

“Creemos que inexorablemente el destino de Macri tiene que ser la cárcel, no le queda otro lugar a este mondahá (ladrón) de presidente que hemos tenido en estos cuatro años en los que nos ha dejado una deuda que equivale a todo el Producto Bruto Interno (PBI), lo cual hoy se expresa en los niveles de pobreza que tenemos”, criticó, categórico.

Repudió que “Macri nos va a dejar un 40% de pobreza, una industria paralizada, una desocupación que supera los dos dígitos, es decir, la estafa y la mentira tuvieron su fin, pero las consecuencias para el próximo Gobierno Nacional van a ser muchas y realmente va a tener una herencia terrible”.

“Va a haber que volver a poner a la Argentina de pie, estamos convencidos de que eso se va a lograr, pero no será de una manera sencilla por todos los indicadores”, alertó, remarcando que “día a día se está demostrando lo que nos deja este Gobierno de Macri, todo lo que llevó a cabo junto a sus aliados, como es el caso de los formoseños como Luis Naidenoff, Ricardo Buryaile, etcétera”.

Tajante, sentenció que “ellos son cómplices del daño y el perjuicio que le han hecho al pueblo argentino y en particular a Formosa, ya que a nuestra provincia no le han permitido tener absolutamente nada, ni siquiera una obra de lo que estaba presupuestado. Le han puesto todos los palos habidos y por haber al Gobierno del doctor Gildo Insfrán y sin embargo no han podido y nosotros volvimos”, concluyó.