Compartir

El administrador general del Instituto de Investigación, Asistencia y Prevención de las Adicciones (IAPA), el licenciado Marcelo Kremis, informó que este viernes 11 se hará la inauguración de un nuevo centro ambulatorio del primer nivel de atención en el barrio República Argentina.

“De esta manera estamos avanzando en las metas propuestas por el Instituto, que incluyen poder generar espacios para la cercanía de los barrios y la comunidad, una mejor accesibilidad a los profesionales y los servicios respecto de esta problemática que son las adicciones”, destacó.

Refirió que desde que se puso en funcionamiento el Instituto IAPA el pasado mes de septiembre “ya se han habilitado dos centros en la ciudad capital, el primero que es la sede central y funciona en la calle Maipú 584; otro en el barrio Nueva Formosa y el que vamos a habilitar este viernes sería el tercero. A ellos se suma el de Ingeniero Juárez, en el interior provincial, ya operativo”.

Informó Kremis en ese sentido que “la intención es poder, antes de fin de año, poner en funcionamiento varios centros más tanto en la capital como en el interior y en los distintos niveles de complejidad”.

“Los que están funcionando en este momento, que son los tres que mencioné anteriormente, son del primer nivel de atención, lo cual tiene que ver con una presencia en el territorio, en los distintos barrios, para generar una cercanía –dijo-. Hay un equipo interdisciplinario que realiza un trabajo de detección de los distintos casos, se hace también un trabajo domiciliario en aquellos casos en los que las personas inicialmente no muestran predisposición para recibir ayuda, se orienta a las familias y se trabaja articuladamente con las distintas instituciones que hay en la comunidad para desarrollar acciones de prevención y promoción”.

Precisó que “la otra tarea que tienen estos equipos técnicos dispuestos en los centros de primer nivel es realizar una evaluación exhaustiva de cada uno de los casos que son atendidos para identificar la gravedad de la problemática y en función de eso qué tipo de tratamiento es el más adecuado que podemos darle a esa persona”.

“En el primer nivel se parte de una situación incipiente en el consumo (de drogas), con un riesgo bajo, y en caso de que sea de una mayor gravedad entonces se ofrece el dispositivo de comunidad terapéutica, ya sea en el segundo nivel o en el tercer nivel de complejidad”, detalló.

Narcomenudeo

Consultado por el narcomenudeo, el licenciado Kremis puntualizó que el mismo “se trata del último eslabón en la cadena de comercialización”, señalando que “muchas veces, no todas, estas personas tienen un problema de adicción y que para poder solventar su consumo venden droga. Es una situación que involucra componentes judiciales y quienes trabajan por la salud y el bienestar de las personas”.

Explicó que “en estos casos el Juzgado nos informa y nos solicita que hagamos una evaluación, a partir de nuestros equipos, de cuál es la situación de esta persona, si realmente está afectada o no por el consumo de sustancias y qué tipo de tratamiento nosotros sugerimos, independientemente del proceso judicial que esto conlleve”, concluyó.