Compartir

El estado provincial avanza en todo el proceso tendiente a multiplicar los recursos para hacer frente a una de las más preocupantes problemática sociales instalada en el mundo: la drogodependencia

En ese sentido es que el ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, Jorge Abel González, presidio el acto de entrega de equipos informáticos y kits de elementos imprescindibles para la tarea que desarrolla la policía provincial a través de la esfera de Drogas Peligrosas, tanto en esta ciudad como en sus delegaciones del interior.

El ministro González destaco que este aporte viene a coadyuvar que se fortalezca el trabajo técnico que vienen realizando, pero además en el día de hoy han tenido una jornada de capacitación muy importante con la justicia federal.

“Es decir, nosotros estamos orientando estos trabajos de fortalecimiento de la tarea que vienen realizando en el área de Drogas Peligrosas”, significo el ministro.

Indico que se busca es que “toda esta área de la Policía de la Provincia tenga los elementos técnicos que le permitan fortalecer las tareas investigativas y fundamentalmente que tengan los elementos necesarios para cuando realicen los secuestros de estupefacientes tengan las balanzas que están siendo monitoreadas en cuanto a su calidad por el INTI y con una impresión puedan realizar los pesajes que deben ser integradas a las actas que entregamos a la justicia”.

Y en esa misma línea es que justamente es que se concreto este aporte con “elementos técnicos que permita fortalecer las investigaciones y fundamentalmente, también, la capacitación necesaria”.

También con este propósito es que promueven capacitaciones como las que este viernes se hizo con el Ministerio Público Fiscal Federal, que es un área muy importante para poder fortalecer estas acciones.

Por su parte, el subsecretario de Narcocrimen, comisario general retirado Juan Bernabé Escobar expuso que “Formosa es una provincia de frontera que se encuentra expuesta, más que otras, no solo al calor local del delito sino también a la importación delictiva pero también está expuesta a las nuevas triangulaciones que la criminalidad organizada utiliza ante la existencia de extensos kilómetros de límite”.

Explico que “una parte minoritaria es fluvial el resto es frontera seca, que son aprovechadas por la criminalidad como nuevas rutas de sustancias que antes no pasaban por la provincia y que ahora, en ocasiones, la utilizan como paso para llegar a la región central del país”.

Significo que “el gobierno de la provincia de Formosa, luego de un profundo análisis de las consecuencias que producen el consumo problemático de drogas en la salud de la población, en el año 2015 se tomó la firme determinación de sancionar la ley provincial 1627 mediante la cual se adhirió a la ley nacional 23.737, asumiendo para sí las competencias necesarias para la prevención y la lucha contra los delitos de micotráfico, comúnmente conocido como narcomenudeo creando al efecto un fuero específico en el ámbito de la provincia”.