Compartir

Con el principal objetivo de contribuir con la nutrición que reciben los chicos en sus hogares, sobre todo ante el complejo escenario social nacional, el gobierno provincial dispuso extender el servicio alimentario a más franjas del sistema educativo público.

De acuerdo a lo explicado por Marta Núñez, responsable del departamento de Educación Permanente, el servicio de la “Copa de Leche”, que es el complemento nutricional en el sistema educativo que ya se había ampliado años atrás al nivel Secundario, ahora se extiende al turno vespertino donde se desarrolla un trayecto especial para estudiantes que tienen entre 15 y 17 años de edad. Es una secundaria de cuatro años con un trayecto relacionado con una formación profesional a través de talleres vinculados a la informática, carpintería, electricidad y otros cuya orientación dependen de la zona y demanda comunitaria de donde se dicte.

Asimismo, el servicio se extendió a las instituciones que cuentan con salas de lactancia, tanto a sus madres como para los niños menores que son asistidos en estos espacios.

Se trata de un complemento nutricional, cocido, café o té con leche, un yogur o una infusión a la que el chico este acostumbrado.

“Hay un espíritu de solidaridad de los profesores y otros miembros de la misma comunidad educativa para colaborar en brindar este servicio nutricional a los estudiantes, y lo hacen con el único interés de acompañar esta decisión de profundo contenido social en un momento muy complejo del país”, expuso.

Puntualizo que esta ampliación abarca a las once escuelas que tienen este trayecto para menores en el nivel Secundario (permanecen de tres horas y media a cuatro cada día en el colegio) y aquellos siete establecimientos más que cuentan con salas de lactancia  que albergan a niños de entre 2 y 12 años de edad. El total de chicos beneficiados serán alrededor de seiscientos, sumándose a los que en el mismo nivel fueron incorporados por decisión del gobierno provincial años atrás.

El beneficio alcanza a los hijos de esas madres que están estudiando, y en el tiempo que las mismas se encuentran en las aulas estos son atendidos por un equipo especial.

Somos parte del cuerpo de docentes de una modalidad que da una “segunda oportunidad” al chico en la terminalidad educativa y al mismo tiempo aportando para mejorar sus condiciones de acceso al mundo laboral”, fue subrayado.

Junto al aporte nutricional se propicia desarrollar hábitos saludables y mantener el consumo de alimentos tradicionales, dentro de las estrategias que se implementan en las más de 1.300 instituciones de los Niveles de Inicial, Primaria y Secundaria de gestión pública y privada brindan diariamente el servicio de Copa de Leche y el Comedor Escolar. Es un programa de “inversión social” subvencionado por el gobierno provincial que beneficia a más de 164 mil niños, niñas y adolescentes.