Compartir

El gobierno provincial continúa la asistencia a los vecinos del barrio Porteño Norte de Clorinda que fueron afectados por un temporal el día lunes.

La actividad es coordinada con la municipalidad, en un Comando de Emergencia que se formó para afrontar las consecuencias del fenómeno meteorológico.

Según el relevamiento final 126 casas sufrieron la voladura del techo en forma parcial o total y hubo caída de más de cien árboles, además de daños en edificios públicos como la sede social del club 9 de Julio,  un taller de oficios y el playón municipal, además del complejo fronterizo.

Este jueves, la subsecretaria de Gobierno, Gloria Giménez encabezó una recorrida por el barrio, para entregar chapas de zinc, colchones y otros elementos a los vecinos afectados.

“Apenas hemos tenido conocimiento del evento que lamentablemente azotó a Clorinda, por orden del gobernador vinimos a acompañar a los compañeros que están trabajando, a estar con los vecinos. Hoy la visita es para seguir conversando con los vecinos, escucharlos, el gobierno provincial se hizo presente con la asistencia” sintetizó la funcionaria, quien estuvo acompañada por el diputado provincial Alejandro Navas y referentes de la municipalidad.

Precisó que una vez ocurrido el temporal, se constituyó el Comando de Emergencia, conformado por la provincia y la municipalidad, más el trabajo de Refsa, que fue fundamental para recuperar el servicio energético que estaba afectado.

Destacó asimismo el trabajo de las cuadrillas municipales en remover más de cien árboles caídos y ramas que obstaculizaban el normal tránsito vehicular.

Antes la voladura de techos se llega con una asistencia integral, durante el evento, para remover toda la vegetación caída, la municipalidad trabajó arduamente en ese tema, y también Refsa trabajó incansablemente para restituir el servicio de energía.