Compartir

El gobierno provincial a través de REFSA Servicio Eléctrico se hará cargo desde el primero de enero de 2017 del servicio rural de distribución de energía en el área que opera y mantiene la Cooperativa de Servicios Públicos El Colorado Ltda.

La decisión se formalizo en el marco de un acuerdo entre el Ministerio de Planificación Obras y Servicios Públicos de la provincia y los miembros  del Concejo de Administración de dicha cooperativa por decisión de los socios  en asamblea extraordinaria realizada el 19 de noviembre último.

La gerente de Refsa Servicio Eléctrico, doctora Marian Roques, explico que la distribuidora incorporara unos 3.500 usuarios de una amplia franja del sureste formoseño y unos 1600 kilómetros de la LMT (Lina de Media Tensión). Adelanto que la infraestructura en general se encuentra en un estado que se puede definir como regular a malo, lo que implica la necesidad de una urgente intervención a fin de prestar en servicio con regular calidad. Todo esto demandara tiempo e inversión.

Personal de esta empresa se encuentra haciendo un relevamiento general a fin de iniciar la intervención requerida  para operar el servicio con el mayor nivel de normalidad que el actual contexto viabilice.

La solución definitiva vendrá con la concreción de los trabajos que forman parte  de los Proyectos elaborados en función de los requerimientos y que forman parte de la planificación diseñada y contenida en el PROSAP.

Indico además,  que se trata de un programa que inyectara una importante inversión gestionada por el gobierno Provincial y que compromete presupuestariamente a la Provincia.

Este ambicioso proyecto se ejecutara en tres etapas y comprende obras de electrificación rural en los departamentos Laishi, Formosa, Pirane, Pilcomayo, Pilagas y Patiño, beneficiando a miles de familias de productores en una extensión de 820 mil hectáreas.

Los trabajos comprenden la construcción  de nuevas líneas y la remodelación y repotenciación de las existentes.

Pondero que “todo lo que se plantea realizar implicara una importante desembolso  que generara un enorme impacto en toda la ruralidad territorial formoseña, con el directo impacto en la mejora de  la calidad de vida y en las posibilidades del desarrollo productivo.