Compartir

El ministro de Economía, doctor Jorge Oscar Ibáñez, adelantó que en pocos días más el gobierno provincial estará volcando al circuito financiero la suma de 1500 millones de pesos en concepto de sueldos del mes de diciembre y la segunda cuota del  aguinaldo al personal de la administración pública en actividad y a los jubilados dependientes de la Caja de Previsión Social.

Además, anunció que está previsto el otorgamiento de  un bono extra a los estatales sobre cuyas características se está terminando de definir tras el diálogo del gobernador Gildo Insfrán con los sectores gremiales interesados.

El jefe de la cartera Económica formoseña habló durante la cena de camaradería que por la finalización del año realizó la comisión directiva de la Federación Económica de Formosa que preside el contador Enrique Zanín en la ciudad de Pirané.

También estuvieron el vicepresidente de la entidad, Miguel Insfrán; el ministro de la Producción y Ambiente, Raúl Quintana; el subsecretario de Desarrollo Económico, Horacio Javier Cosenza; el gerente general de la Agencia de Desarrollo Empresarial, contador Guillermo Arévalo; el susbecretario de Hacienda y Finanzas, Miguel Antinori; el administrador del IAS, arquitecto Edgar Pérez y representantes de todas las cámaras adheridas a la FEF.

En la ocasión, el contador Zanín hizo entrega de una plaqueta recordatoria al ministro por su valiosa contribución en la ejecución de las medidas adoptadas por el PEP por mantener en actividad a los distintos sectores de la economía formoseña.

Ibáñez no dejó de trazar un diagnóstico de  la actual coyuntura económica nacional y el impacto generado en las provincias así como también a las medidas adoptadas en el marco del modelo formoseño para el desarrollo provincial para aliviar el impacto de las mismas en los sectores más vulnerables y en los que tienen que ver con la producción y el trabajo.

Reiteró sobre la visión estratégica del  gobierno formoseño con respecto a las pequeñas y medianas empresas y los emprendedores, pormenorizando acerca de las líneas de créditos que por más de 450 millones de pesos fueron puestas a disposición de 800 pymes  a partir de convenios con el Banco Formosa, el Consejo Federal de Inversiones y el programa Impulsar.

Pero, sobre todo, se detuvo en los aportes crediticios destinados al sector agropecuarios que, entre otras cosas, facilitaron la realización la ejecución de programas de fomento  ganadero y algodonero y de los remates y ferias que con todo éxito se llevaron a cabo  durante todo el año a lo largo y ancho del territorio a lo que se sumaron los créditos a tasas subsidiadas que se otorgaron a través del Banco Formosa.

Destacó que en el contexto de las prestaciones realizadas por dicha entidad financiera se visualizó la federalización alcanzada en el otorgamiento de las distintas líneas ya que se pasó de un amplio predominio de las PYMES de capital a la actualidad que muestra una distribución equitativa entre las mismas y sus pares del interior formoseño.