Compartir

Desde la subsecretaria de Desarrollo Económico, su titular, Horacio Cosenza, ratifico las políticas públicas tendientes a contener los efectos de la crisis nacional en el sector privado. Entre estas herramientas el estado formoseño renovó las condiciones favorables y flexibles del programa crediticio Impulsar, para sectores como el comercio, servicio y la industria.

“Frente a un contexto de continuos aumentos y marcada crisis, a la cual no están pudiendo resistir ni las grandes empresas, los esfuerzos del gobierno provincial están puestos a contener las consecuencias de las decisiones que se toman en la Capital Argentina, contrarrestándolas o brindando soporte con otras medidas a nivel local”, expuso Cosenza.

Desde esta dependencia del ministerio de Economía, se mantiene la tarea de “apoyo a los diferentes sectores productivos, que son los pilares fundamentales de la economía formoseña”.

Por ejemplo, en la línea crediticia Impulsar se mantiene “mucha gente interesada, sobre todo ante la difícil situación que está atravesando el país en materia económica, con lo cual toda línea crediticia accesible y flexible como esta es atractiva”. Insistió que “no se modifico en absoluto una tasa anual del 12% con 36 meses de plazo”.

“Comerciantes, prestadores de servicios y pequeñas industrias se acercan para informarse, y tras cumplir con las exigencias acceden a esta fuente de financiamiento en un lapso no mayor al mes y medio” describió el subsecretario.

“Esta tasa del 12% se mantiene desde hace varios años, y hoy estamos más convencidos que nunca que este tipo de líneas es una de las mejores opciones para el sector privado que esta transitando por un presente muy complejo”, afirmo, contrastando que “las tasas de los bancos uno se encuentra con tasas superiores al 60 por ciento, o sea que Impulsar es una herramienta válida para agrandar stock, modificar su pymes o mejorar su industria con esta línea que otorga hasta $50 mil”.

Aludió a que esta línea que fue lanzada en el 2009, en ese lapso “otorgo créditos por más de 40 millones de pesos, y se mantiene disponible”,  y que el año pasado otorgó casi 9 millones de pesos a pequeñas empresas de todo tipo”.

Por otro lado, se adhieren a las herramientas vigentes como la línea del Consejo Federal de Inversiones (CFI), que para este año incrementó el monto tope a 4 millones de pesos y fijó el compromiso de mantener una tasa de interés máxima del 30%, que fue una decisión tomada en conjunto entre las 24 provincias, recordando que cada una aporta un porcentaje determinado para otorgar estos créditos.

Sostuvo finalmente el subsecretario que “estas medidas contribuyen a reactiven la producción”, y dio como ejemplo créditos accesibles, pero no condicionados por los sistemas financieros que ya han ganado demasiado dinero, sino que sea un número creado por decisiones políticas como se toman en Formosa”.