El Hospital Central celebró sus 107 años de vida

Compartir

Las autoridades destacaron el crecimiento en equipamiento y recurso humano de la institución sanitaria a lo largo de este tiempo y las decisiones políticas que hicieron efectiva esa realidad.

Este lunes 20 de septiembre, al mediodía, el Hospital Central de Formosa “Dr. Ramón Carillo” festejó sus 107 años de vida con un acto en el pasillo central y la participación de las autoridades y trabajadores del nosocomio.

También estuvieron presentes el ministro a cargo del Ministerio de Desarrollo Humano, Aníbal Gómez; la subsecretaria de Gestión de Establecimientos Asistenciales de 1° y 2° Nivel de la provincia, Cristina Mirassou; el subsecretario de Desarrollo Económico, Horacio Cosenza; el director del Hospital, Mario Romero Bruno; el director asociado Lorenzo Lezcano; y la directora asociada Claudia Nallin.

Al respecto, AGENFOR conversó con Romero Bruno quien recordó los inicios del nosocomio y contó que “comenzó con un pabellón que se habilitó para este efecto de asistencia pública”.

“Fue la primera institución de salud de la provincia, 20 años después se funda el pabellón que hoy se transformó en terapia intensiva para pacientes COVID, imaginemos de esa infraestructura a la que hoy necesitamos, se fue adaptando durante todo el transcurso de este tiempo, atendiendo las diferentes patologías para mayores de 14 años”, indicó.

En ese sentido, el profesional señaló que la institución sanitaria cuenta con 20 consultorios externos, 170 camas de internación de todas las especialidades y que, a raíz de la pandemia, se habilitaron 42 camas más “de primer nivel” en una de las torres; más el equipamiento de respiradores, monitores, equipos de radiología, de guardia y un nuevo tomógrafo.

“Todo esto demuestra que, en el transcurso de este tiempo y fundamentalmente en los últimos años, este hospital fue creciendo a pasos agigantados, primero porque hay una decisión política para que así sea, lo vivenciamos todos los días, hay una inversión en salud que no es barata, está en dólares el precio de estos equipamientos, sin embargo, el Estado provincial invierte en salud de todos los formoseños”, destacó.

Y aseveró: “Eso nos demuestra donde está puesto el corazón de nuestro mandatario, por eso hay que agradecer este apoyo que tenemos del gobernador Insfrán”.

Además, Romero Bruno resaltó las capacitaciones en recursos humanos que se llevan a cabo en todo el territorio provincial y la característica de “hospital escuela” de este establecimiento sanitario.

“Hoy cuenta con residencias de clínica médica, cirugía, traumatología, anestesia, residencias de terapia intensiva para enfermería que contribuyó mucho a esta pandemia”, enumeró.

Y agregó: “Entonces la inversión dada en recursos humanos creo que es el principal capital que la institución demostró en el transcurso de este tiempo, poniendo más allá de su capacidad, su voluntad de trabajo, y sobre todo su vocación de servicio altruista para ayudar a esa persona que viene acá y necesita de la atención”.

Por último, el médico manifestó que son 521 personas las que trabajan a diario en el nosocomio, a la vez que reiteró que “es una institución compleja” porque congrega muchas especialidades y disciplinas; y concluyó: “La pandemia nos trajo la fortaleza de seguir aprendiendo a trabajar mejor en equipo”.

Mario Romero Bruno

Fontex al servicio de la salud pública

En otro orden, esta Agencia dialogó con Horario Cosenza, subsecretario de Desarrollo Económico, quien además de felicitar al hospital por un nuevo aniversario, se refirió al acompañamiento que realizó el Programa de Desarrollo Productivo Industrial del Sector Textil de Formosa (FONTEX) a la gestión de la salud pública, sobre todo, en este contexto de pandemia.

“Entregamos los elementos que hacían falta desde los delantales que utilizan los médicos, barbijos, cofias, botines, es decir, todos elementos que acompañaron y ayudaron a que el hospital y demás centros de salud y hospitales estén con las condiciones necesarias para recibir a los pacientes COVID”, remarcó.

En esa línea, argumentó que los trabajadores de las 750 familias que integran el programa recibieron capacitaciones enfocadas en este tipo de equipamientos y “de ahí el resultado del acompañamiento permanente de todas estas prendas sanitarias que permitieron en un primer momento poder estar presente desde el programa para cubrir las necesidades”.

Horacio Cosenza

Por su parte, Néstor Sosa, coordinador del Fontex, detalló que, en estos casi dos años de pandemia, el programa brindó cerca de dos millones de barbijos tricapa, dos mil sabanas y mantas, más de mil ambos hospitalarios y guardapolvos médicos, mil kits de cirugías y “una gran cantidad de otras cosas pequeñas que no tengo el número exacto en este momento, pero se entregó”.

“Nuestro compromiso con el Ministerio de Desarrollo Humano es seguir confeccionando para futuro”, aseguró.